A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0

Se acerca la primavera y por lo cual, en Conchucos, Ancash, ha comenzado los preparativos y la llegada de obsequios a los priostes que tendrán a su cargo la bajada del Cristo, además de las actividades del alba y del día principal.

Ya desde el 7 de este mes se han intensificado las entradas o donaciones. La persona que regala convoca a los parientes y amigos y desde su vivienda pasea al toro o a la vaca, en el camino juguetea con el animal y a la vez lo torea, tratando de esta manera que éste se muestre bravo y comience a corretear a la gente, mientras los demás bailan al ritmo de la banda de músicos.

En medio de una lluvia de cerveza se da la bienvenida y con una mesa de once, la cual está llena de frutas, dulces y carne.

En tanto, el vacuno, después de su eufórico recorrido terminará siendo sacrificado. La carrera de frutas dura dos días, el 12 y 13 de septiembre.

Mientras los jinetes provistos de naranjas, artículos de plástico y panes, cabalgan velozmente y arrojan sus productos a la gente.

En la madrugada del 13 de septiembre, después de una luminaria espectacular, de las vacas locas y los castillos, sale del templo el Patrono sobre una impresionante anda que parece un barco, lleno de velas, recordando a sus fieles que el mar está lejos, que los españoles y los incas, los conchucos y forasteros está unido y con la interrogante por qué tanto milagro.

Entrada de un toro bravo en Conchucos, en el siguiente vídeo:


(Fuente: Fiestas- Sonaly Tuestas; Foto: miradorancashino.blogspot.com, )

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0