A compartir...Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+15Share on StumbleUpon0

chankillo en Ancash

Desde la costa centro-norte del Perú, al sur de Casma, en el departamento de Ancash, hace su aparición el complejo monumental integrado por la fortaleza de Chanquillo y el observatorio solar de las Trece Torres, que vendría a ser el santuario astronómico prehispánico más antiguo de América.

Su antigüedad es de más de 2 mil años y lo conforma tres torres alineadas de norte a sur, los cuales habrían servido para señalar con mucha precisión los solsticios y equinoccios, según afirman Iván Ghezzi, de la Pontificia Universidad Católica del Perú, y Clive Ruggles, de la Universidad de Leicester, Reino Unido, destacando además el avanzado conocimiento que tenían los antiguos peruanos en la astronomía.

Chanquillo es un santuario astronómicoSus construcciones, con rasgos de la cultura Santa, están hechas con piedras del mismo lugar, sus muros presentan variedad de colores y se hicieron grabados en las paredes de los corredores.

El conjunto de plazas y edificios que resultan ser impresionantes, se orienta hacia la salida del sol. El templo mismo es una construcción defensiva, protegido por murallas muy grandes, hecha sobre una cima con la finalidad de poder controlar el valle. Posee entradas falsas y accesos con semi laberintos.

Templo de los Pilares

Otro de los lugares que causa interés es el Templo de los Pilares, un edificio rectangular en el interior de la fortaleza, donde se rendía culto al Sol y a otros dioses. Los torreones de sur y de norte son estructuras circulares igualitas y pintadas de blanco, que sirvieron como refugio contra ataques y para ceremonias.

Las Trece Torres

movimiento del sol en las Trece Torres de ChanquilloCon dirección al Este se hallan las trece torres alineadas sobre una colina. Al pie de ellas hay un edificio con un corredor de 40 metros y que lleva a un punto de observación, desde el cual, se aprecian las torres que forman un horizonte artificial dentado con picos y valles.

Por el movimiento cíclico del sol, las torres pueden registrar su paso por puntos específicos a lo largo del año, de esta manera las trece torres se vuelve como una especie de regla gigante que marca cualquier fecha del año con bastante precisión.

Existía también otro punto de observación, cuyo alineamiento entre el ocaso y las torres también permitían las fechas a lo largo del año. Este alineamiento era observado por peregrinos que se reunían en ocasiones sagradas, para rendir culto al sol y hacían ceremonias para mejorar sus cosechas y ganar sus batallas.

Es así que en Chanquillo se construyó un calendario que ordenaba la vida económica, social y ceremonial.

Cómo llegar:

Para llegar a Chanquillo, se debe tomar el camino con dirección a Casma, tomando como punto de referencia el camino de desvío en el kilómetro 361 de la Panamericana Norte.


Ver mapa más grande

Chanquillo en el siguiente video:

(Fuente: Youtube-World Monuments Fund; Foto: El Comercio; Vídeo: Youtube- incatrailsperu)

A compartir...Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+15Share on StumbleUpon0