A compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on StumbleUpon

naranjaMuchos no conocen todas las virtudes y cualidades que encierra la naranja, esta noble fruta que ocupa un lugar privilegiado entre nosotros. Jugosa, colaboradora en la prevención del cáncer y con valores nutritivos la convierten en un alimento imprescindible si es que queremos lograr un régimen saludable y equilibrado de comidas.

Al pelarla asoma una piel blancuzca cubriendo su pulpa, siendo la más consumida la naranja dulce. Consumirla a diario es muy bueno gracias al alto contenido de vitaminas que contiene principalmente la vitamina C.

Las generosidades de la Vitamina C

naranjaRazón por la cual, la convierte en un eficaz nutriente para prevenir o curar numerosas afecciones como resfrío, gripe, enfermedades del corazón, daños producidos por el tabaco y algunas afecciones de la piel tales como envejecimiento de las manos, entre otros.

La vitamina C proporcionada por la naranja, ayuda a proteger el corazón participando en la bioquímica de la síntesis y destrucción del colesterol en nuestro organismo, además contribuye a la formación y mantenimiento del colágeno que es el que cementa las paredes de las células en los tejidos.

A su vez, cuenta con sales minerales como sales de calcio, de potasio, de magnesio, además de hierro, fósforo, azufre, yodo y oligoelementos tales como flúor, zinc y cobalto, favoreciendo en nuestro sistema nervioso y el cerebro.

La naranja, además de tener propiedades laxantes y diuréticas, con su vitamina C ayuda a disminuir la fatiga y cansancio que se agudiza en los cambios de estación.

El antioxidante que refuerza las células

Asimismo, esta fruta es un antioxidante, es decir actúa contra la degeneración celular logrando que las células se tornen más resistentes a cierto cánceres. También es un estimulante de las defensas del sistema inmunológico impidiendo así la formación de nitrosaminas que son sustancias cancerígenas culpables de provocar cáncer de garganta, de esófago, de estómago, de páncreas.

Por otro lado no se ha comprobado que sirva de curación para algún tumor, pero debe estar presente en los tratamientos de radioterapia o quimioterapia.

Dosis recomendable

Es recomendable tomar el jugo de naranja alejado de las comidas para que sea más eficaz y beberlo enseguida de ser exprimido y así evitar que sus propiedades no se pierdan. La dosis diaria aconsejable es de 100 miligramos como máximo y 60 como mínimo.

En caso de embarazo o en períodos de gran estrés tomar entre 150 y 200 miligramos por día.


(Fuente: solovegetales.com; Fotos: cocineritos.com, cocina.facilisimo.com)

A compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on StumbleUpon