A compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on StumbleUpon

Los pobladores de Motupe, del departamento de Lambayeque, hoy se reunen en la plaza principal y los alrededores en espera de la Santísima Cruz de Chalpón, el cual es llevado en andas por miles de fieles que alternan en busca de la cura milagrosa de sus males.

A esta cruz le colocan hermosos adornos, así como el anda, es decorada de flores y adornos de oro y plata y en las túnicas cuelgan los “milagros” que significan las ofrendas de los devotos por las gracias recibidas.

La banda de música comienza a tocar los típicos ritmos del lugar apenas divisa la cruz, mientras el camino es adornado con arcos de “nubes” y a medida que la cruz va pasando, de cada arco se jala un cordón que permite que se abra la “nube” y caen pétalos de flores, versos alusivos al madero y hasta palomas.
Todos quieren verlo, los pobladores y turistas. Es una procesión tan grande que dura toda la tarde hasta que el Santo Madero llegue al templo. Y cuando esto ocurre, la celebración continúa con los fuegos artificiales.
La cruz se guarda hasta el siguiente día, el cual es la fecha central de la festividad.

Las celebraciones a la Cruz de Motupe

Esta festividad comienza en la última semana de julio. Durante los veinte días de celebración, decenas de miles de fieles llegan en peregrinación a Motupe para adorar a la santísima cruz.
El 5 de agosto, en la plaza principal es celebrada una misa que precede a la procesión de la Cruz de Chalpón, el cual tendrá varias horas de recorrido y termina con fuegos artificiales acompañado con la banda de música.
El viernes 6, el Santo Madero regresa a su gruta acompañado por sus miles de fieles demostrando profunda devoción. La fiesta continúa hasta el domingo 15 en Motupe y otros poblados cercanos.
Además de los actos religiosos, también se realizan actividades deportivas, pelea de gallos, espectáculos folclóricos, estampas típicas, bailes populares, entre otros.

Historia

El 5 de agosto de 1868, un joven de 22 años de edad llamado José Mercedes Anteparra descubrió una cruz de madera dentro de una gruta del cerro Chalpón. Esto despertó la devoción en Motupe. Y se trataba de la cruz que pertenecía al monje franciscano Juan Abad, quien vivía lejos de la población. Según la historia, Juan Abad instaló tres cruces en los cerros Chalpón, Penachi y Rajado, pero así como un día el monje desapareció, tampoco se pudo encontrar las cruces.

A continuación un reportaje a la Cruz de Motupe


(Fuente: Andina)

A compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on StumbleUpon