En el Perú Febrero es el mes de los Carnavales y “Carnavales”

febrero 1, 2009 | Autor:  
Categoría: Editorial

Baldazo del carnaval de LurínEn el Perú hoy se inicia el mes de los carnavales, festividad de mucho arraigo en muchos países del mundo y que en el nuestro se celebra de diversas formas, algunas muy pintorescas y donde prevalece mucho la religiosidad, la danza y representaciones alegóricas y otras simplemente se basa en echar cubetazos de agua entre amigos o familiares que se agrupan para divertirse de esta forma; pero también hay inclinaciones vandálicas que confunden el sentido del Carnaval como festividad de distracción.

En este mes de febrero una de las celebraciones más reconocidas es el Carnaval de Cajamarca, una festividad que tiene raíces europeas por influencia de los españoles en la época de la colonia, una mixtura de tradiciones incaicas y europeas.

En la actualidad la población de Cajamarca reclama al Congreso de la República, que su ciudad sea considerada como la “Capital del Carnaval Peruano”, título que viene solicitando por años atrás y que ahora estando como proyecto de ley presentado por el congresista Alejandro Rebaza Martell, (Partido Aprista Peruano), se ven visos de que se cumpla este pedido de la población cajamarquina, para una fiesta que convocará para este año la presencia de más de 20 mil turistas internos y foráneos, según informó el Patronato del Carnaval de Cajamarca a un periódico local.

Con este proyecto de Ley habrá mucho pan por rebanar, pues de seguro los pobladores de Arequipa, Puno, Huancayo etc, donde también hay festividades muy importantes con sus expresiones folklóricas y artísticas también podrían pedir ser reconocidas. Una tarea difícil les toca resolver a nuestros legisladores.

Vídeo de un canal del interior del país sobre el Carnaval de Cajamarca 2008

Por otro lado, el carnaval en Lima ha perdido ese valor tradicional que tenía antiguamente, por lo menos según lo cuentan los que vivieron esas épocas, donde en las casas de familia se jugaban a los ataques de agua a manera de sana diversión. Los amigos, hermanos, primos etc., correteándose con jarros de agua, con chisguetes de agua limpia. Según cuentan los viejos, en los años 20 había suntuosos desfiles con carros alegóricos con sus reinas de belleza y las fiestas de disfraces, son algunas expresiones a resaltar en la Lima antigua, tradiciones que poco a poco han ido perdiendo relevancia y se ha tergiversado esta fiesta pacífica, para convertirse en algunos distritos limeños en el terror de los transeúntes.

Lamentablemente en Lima, el mes de febrero se ha convertido en todo un “reto de supervivencia” para peatones y automovilistas públicos o privados, pues algunos jovencitos sin ningún principio o valor moral, atentan flagrantemente contra la seguridad ciudadana, arrojando globos llenos de agua (esperemos sea limpia) a diestra y siniestra a cuanto transeúnte distraído cruce por sus esquinas o por sus grupos que agazapados esperan el momento preciso para atacar en grupo. No importándoles las consecuencias.

Los globos lanzados con cierta fuerza desde azoteas y desde el nivel del suelo, si se suma a la velocidad con que van los automóviles, pues da como resultado, que el globo lleno de agua se convierte en un proyectil contundente que fácilmente puede atravesar los cristales de los vehículos y con ello herir a las personas que van en el interior, es por eso que muchas Municipalidades han tomado cartas en el asunto desde hace algún tiempo.

Según las noticias locales entre los distritos limeños que se han preocupado por dar seguridad a sus vecinos en esta época de “carnavales en Lima” destacan el municipio de Jesús María, que ha dispuesto cámaras de video vigilancia que será un valioso apoyo para la Policía Nacional, para que pueda identificar y capturar a los vándalos que usan el pretexto del carnaval para atentar contra las personas, hablamos del Carnaval Callejero. Otro distrito quizás más radical es el Breña que ha pedido a Sedapal (empresa estatal que da servicio de agua potable) que disminuya la presión del suministro de agua para desalentar a los vándalos en este caluroso mes de febrero. Sólo esperamos que con esta medida nos se cumpla ese refrán “Justos pagan por pecadores”, bienvenida la medida pero debemos recordar que en cualquier época del año suceden incidentes que puedan provocar incendios, en consecuencia ¿qué harían los bomberos con tomas de agua de baja presión?, habría que pensar mejor las estrategias para este caso y no dejar en inminente riesgo a los vecinos de ese distrito.

En resumen, los carnavales en nuestro país se ven dependiendo el ángulo por donde se mire,  los hay muy hermosos y alegres; pero también están los otros. Bien dicen que la educación parte desde casa y las familias deben dar a los niños y jóvenes, esos valores de juicio tan necesarios para que se comprenda que la celebración de los carnavales es un momento de goce, de alegría, de jarana familiar y de conocidos. Nuestros juegos no tienen porqué involucrar a gente extraña, nadie tiene porqué soportar maltratos o atentados de baldazos de agua sucia o con pintura en las calles, nadie tiene porqué viajar inseguro en el transporte público y estar cerrando las ventanas  en pleno calor en precaución de que sean impactados con un veloz y macizo globo con agua, nadie tiene por qué percibir a febrero como el mes más corto del año; pero el más largo en soportar.

Está en manos de las autoridades velar por la seguridad y protección de la ciudadanía, y más ahora que estamos imbuidos con toda esta fiesta de carnavales que se celebra en todo el territorio nacional.

Comentarios

¿Qué piensas sobre esta noticia? Deja tu comentario y únete al diálogo.

Luego que envíes tu comentario entrará en un proceso de revisión antes de ser publicado. Solo lo aprobaremos si cumple nuestros términos y condiciones.

Antes de darle clic a ‘Enviar Comentario’ debes hacer la suma de la parte inferior, con eso nos aseguramos que eres una persona de carne y hueso.






7 + nueve =