A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+36Share on StumbleUpon1

educación a distancia en universidades peruanas

Tradicionalmente se ha venido defendiendo la idea de que cada nivel de formación abre nuevas puertas en el mercado laboral. Y también que un título de egresado universitario prácticamente es garantía de trabajo seguro de calidad. Pero ¿esto es cierto? Vamos a verlo analizando los diferentes niveles docentes y las oportunidades existentes en las páginas web de empleo del país como www.jobtonic.pe entre otras.

Niveles sin estudios

En cualquier economía actual el hecho de no tener estudios implica directamente trabajo de bajo nivel. Salvo en aquellos casos en los que la persona haya podido aprender un oficio o haya sido capacitada profesionalmente para ese desempeño las posibilidades de empleo son muy reducidas y se limitan a los sectores más básicos como el sector agrícola, la construcción como operario, los puestos más bajos en sector servicios para mujeres y poco más. Un sector además donde la falta de trabajo y el exceso de “candidatos” dificultan aún más la búsqueda. Prácticamente serán descartes en el mundo laboral del mañana.

Estudios primarios

Los estudios, aunque sea primarios, abren puertas a la empleabilidad. La posibilidad de trabajo se incrementa así como el rango de puestos a lo que podemos optar. Este nivel es obligatorio para todos los estudiantes por lo que sus posibilidades de encontrar un empleo aumentan teniendo muchas posibilidades adicionales de ubicarlos. Es cierto que muchos de esos trabajos seguirán estando en los niveles más bajos del escalafón pero aun así es una mejora para mantener una cierta posibilidad de encontrar trabajo digno.

Estudios secundarios

Esta etapa de la ecuación también es obligatoria, y a su vez suele ser la más frecuente entre la población del país por lo que sirve de corte educativo en el sistema. Capacita para puestos de nivel básico y con la experiencia necesaria para el puesto o en el sector se puede incluso optar a ciertos puestos de entidad media, o incluso de gerencia, aunque solo en algunos sectores que no requieran de una especial educación. Sectores como el comercio, la industria básica o especialmente la dirección de equipos de trabajo son alguno de esos ejemplos. En este nivel educativo las posibilidades de empleo, y sobre todo de futuro, obviamente se incrementan.

Educación profesional

Para aquellas personas que deseen directamente dedicarse a un oficio quizá esta sea su mejor opción. A través de esta educación van a recibir la formación concreta necesaria para desempeñarse y por tanto van a aumentar notablemente sus posibilidades de empleabilidad por esa mayor especialización. Además es frecuente que estos grados incorporen prácticas profesionales, de las que no son pocos quienes salen directamente con un trabajo bajo el brazo. Así las cosas, quienes deseen dedicarse a carreras y oficios tienen en esta formación su mejor opción. Los grados van desde el comercio hasta la minería o la electricidad por ejemplo.

Estudios universitarios o superiores

Es una opción en la que cada vez es mayor la demanda por parte de los estudiantes que buscan oportunidades laborales. En este caso la capacidad de ser contratados viene dada por el sector empresarial al que se refiere. Profesiones como las relacionadas con banca, seguros, medicina o ingeniería en cualquiera de sus formas son casi una garantía de trabajo seguro al final de la carrera. Por el contrario las carreras de letras, los magisterios o las filologías no tienen una garantía tan elevada, siendo más complejo poder encontrar un empleo. Dentro de todo este rubro de estudiantes, obviamente podrán acceder a cualquier nivel profesional, desde base hasta gerencia a alta dirección, aunque también es cierto que para los niveles inferiores suelen tener dificultades justo por su formación, que les hará aspirar a puestos de mayor nivel.
Quienes sumen a sus estudios un master o cualquier otra formación de posgrado prácticamente garantizan su empleabilidad.

Conclusiones

El mercado laboral en Perú no es muy diferente al de cualquier otro país, de manera que la relación entre el nivel de formación existente y la facilidad para encontrar trabajo no difiere mucho de esos países.

La primera evidencia es que cuanto mayor sea el nivel de educación, más fácil y mayores son las opciones de empleo en el país. Quienes no hayan alcanzado el nivel de secundaria serán los que tendrán mayores dificultades para encontrar empleo, ya que no dispondrán del nivel mínimo o de base para el país. También es cierto que a estas personas la formación para adultos puede capacitarlas debidamente. Algo que también ocurre con la formación profesional, que puede capacitarlos para el desempeño de un empleo.

Finalmente los universitarios son los que más fácil tienen su futuro y más posibilidades tienen tanto de elegir un puesto como de acceder al mismo. Sí es cierto que algunas carreras tienen más posibilidades que otras, pero aun así son los que más sencillo tienen el camino para encontrar el empleo ideal.

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+36Share on StumbleUpon1