A compartir...Share on Facebook32Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest5Share on Google+16Share on StumbleUpon0

oasis en Ica

El único oasis natural que existe en el Perú se encuentra en el departamento de Ica, en medio de las arenas blancas del desierto de la costa de nuestro país. Considerado el “Oasis de América” pues sería el único oasis del continente americano, ver otro parecido tendría que viajar al África.

Con aguas de color verde esmeralda provenientes del afloramiento de corrientes subterráneas y con abundante vegetación a su alrededor como palmeras, eucaliptos y el huarango, hacen de este lugar uno de los más vistosos de nuestra costa.

Laguna de Ica

Fue en los años 30 que Huacachina se hizo célebre, cuando se construyeron las primeras casas y posadas, convirtiéndose en un lugar imprescindible para quienes buscan paz y la naturaleza.

La Huacachina es un sitio ordenado, un buen ejemplo para otros lugares del país. En el lugar se puede encontrar hostales, tiendas de artesanías. También se halla el famoso hotel Mossones, ícono de Huacachina con una antigüedad de casi 100 años pues data de 1920, es una gran casona, con hermosos patios, todo un lujo.

La Leyenda de la Laguna de la Huacachina

leyenda de Ica

Hay varias versiones sobre la aparición de esta laguna, una de ellas trata de una princesa de cabellos rubios y ojos azulados, que siempre andaba peinándose con un espejo de mano para contemplar su belleza. Un cazador viene a cazar palomas, la ve sentada y se enamora de ella, quien no lo pudo aceptar porque había hecho votos de castidad, así es que empieza a correr y correr y su manto se enreda en los huarangos, típico de Ica, el cual se convierte en una duna. Después ella se tropieza y se rompe el espejo dando origen a una laguna, se sumergió y tomó la forma de una sirena. Hoy en día se dice que sale de noche a cantar, según contó Alicia Gómez de la ONG Salvemos Huacachina a Reportajes al Perú.

Aventura sobre la arena

deporte de aventura en Ica

Los visitantes también pueden disfrutar del recorrido por las dunas en los carros tubulares, donde hacen una bajada de 140 kilómetros por hora para poder trepar la duna, es como una montaña rusa natural. También está la opción de las tablas o Sandboard, lo cual indican los aficionados que no es peligroso y tampoco tan difícil. Quienes no tienen equilibrio lo pueden hacer echado.

El visitante puede sentirse en confianza con practicar estos deportes en la arena, hay muchos operadores debidamente autorizados y todos garantizan felicidad a todos los visitantes.

Cómo llegar:

Ver mapa más grande

La Laguna de la Huacachina en el siguiente vídeo:

(Fuente: Canal 7-Reportaje al Perú ; Vídeo: Youtube-David Rojas)

A compartir...Share on Facebook32Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest5Share on Google+16Share on StumbleUpon0