A compartir...Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+1Share on StumbleUpon0

Cuántas veces ha pasado por el Jirón de la Unión, una de las vías más importantes del Centro Histórico de Lima y se ha visto frente a una antigua iglesia, todo un complejo arquitectónico colonial del siglo XVI, al cual ingresa y sale muchísima gente. Se trata de la Iglesia Virgen de la Merced que guarda interesantes historias y leyendas.

Esta iglesia, de estilo barroco churrigueresco limeño, aún conserva la fachada de granito del año1687, un material original de Panamá que fue traída como lastre al ser usada como peso y mantener el equilibrio del buque que llegaba al puerto del Callao para la carga de minerales. Su techo fue decorado por figuras de yeso.

En su interior, son muchísimas joyas del arte virreinal como retablos, esculturas y pinturas que guarda esta iglesia. En su altar mayor de dorado al fuego destaca la efigie de Nuestra Señora de la Merced, cuya coronación canónica fue en 1921 bajo el padrinazgo del entonces Presidente de la República, Augusto Leguía, otorgándole el título de Gran Mariscala. En las manos de la Virgen se puede apreciar grilletes y escapulario de su Orden, además de un cetro de oro y condecoraciones militares. La procesión de la Virgen es el 24 de septiembre llevada en andas de plata por las Fuerzas Armadas.

Leyenda del Fray Pedro Urraca

Entrando a la iglesia a mano derecha se encuentra una cruz muy grande colgada en la pared, rodeada siempre por gran cantidad de fieles que la tocan con mucho fervor, además de pasar prendas u objetos personales por su base. Sus muros está lleno de fotos anónimas, peticiones y promesas de todo quien visita este lugar y dirigida a la persona que está enterrada en uno de los rincones de la iglesia, en una tumba cuya lápida dice: “Aquí yacen los restos del venerable padre fray Pedro Urraca, siervo de Dios de la orden mercedaria”.

Esa gruesa y tosca cruz perteneció al Padre Urraca, el cual lo utilizaba en las celebraciones del Vía Crucis. Cuenta la leyenda que esta misma cruz la utilizó para huir del demonio.

Además, en el altar del Santo Cristo del Auxilio guarda las conversaciones del Padre Urraca con Nuestro Señor. Cuenta que Sebastían de la Cruz y Ayala, quien se encargaba de atender su culto vio como le daba la bendición tras desclavar su mano.

¿Y quién fue el Padre Urraca?

En 1583, en España, nació el Fray Pedro Urraca y vino a los 19 años de edad. Tras un viaje por mar y a punto de naufragar y morir, Pedro ofreció su vida a la Virgen y en seguida las aguas se calmaron hasta llegar a Quito, donde hizo su noviciado. Urraca acostumbraba usar sicilio y cadenas en su cuerpo para evitar las tentaciones de la carne, los cuales le producían llagas profundas, tal es así que por orden del confesor, el médico se las retiró. Fue Director espiritual de la Reina Isabel de Borbón. Murió en 1657 a los 74 años de edad. Fue declarado Venerable por el Papa Juan Pablo II.

Horario de visita a la iglesia:

La visita a la Iglesia de La Merced es de Lunes a Sábado de 8:00 a.m. a 12:00 p.m. y de 3:30 p.m. a 8:30 p.m. Domingos de 7:00 a.m. a 9:00 a.m.
El ingreso es gratuito y los horarios de apertura son los mismos que los horarios de misa.

Cómo llegar:

La Iglesia de Nuestra Señora de la Merced se encuentra en el cruce de la cuadra 6 del Jirón de la Unión con la primera cuadra del Jirón Antonio Miro Quesada en el Centro Histórico de Lima.


Ver mapa más grande

La Iglesia de la Merced en el siguiente vídeo:

(Fuente: wikipedia; Foto: silencioseviaja.com, .flickr.com; Vídeo: Youtube- Craig Lockerd)
A compartir...Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+1Share on StumbleUpon0