A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+0Share on StumbleUpon0

A lo largo del territorio peruano existen más de 70 áreas naturales protegidas y que son lugares destinados a la preservación de la ecología, el medio ambiente y la cultura de esos lugares. Y dentro de estas áreas naturales, solamente dos reciben el nombre de reserva paisajística siendo una de ellas la llamada Nor Yauyos Cochas.

Una vez que se llega a este bello paisaje de postal en las alturas de Lima, el visitante se encuentra con el primer pueblo llamado Laraos, un lugar apacible con menos de mil habitantes y a 6 horas de Lima, donde se puede respirar el aire frío de los Andes a pesar que hay rayos solares. Se encuentra a 3300 metros y a 30 minutos de la carretera principal, entre las montañas, en una terraza que se formó hace miles de años tras un derrumbe, el mismo que dio lugar a que el río que bajaba por la quebrada se convierta en una laguna como una especie de represa natural.

Es así que Laraos es un lugar perfecto para la agricultura donde hay agua y buena tierra, la cual no está en una superficie plana, sino que se siembra en las laderas de los cerros, y para ello nuestros antepasados inventaron los andenes y que nos han dejado desde hace siglos. En este lugar se percibe el olor a muña y eucalipto.

Laraos existe de manera oficial desde 1586, en tiempo que los españoles realizaron la demarcación territorial y dejaron a los dominicos que impongan su doctrina. Su plaza principal se ha remodelado y con un gran sombrero incluido, mientras que el resto del pueblo se mantiene fiel a su tradición, con casas de adobe, cimientos de piedra y casi todas sus calles son de subida y bajada de los cerros.

Como parte del turismo en el lugar, se puede conocer también la laguna de Cochapampa, una de las lagunas que en algunas épocas de invierno está llena de agua y en verano está seca, y es cuando aprovechan los pobladores en convertirla en cancha de fútbol y jugar allí.

También se puede conocer la laguna de Pumacocha, en el cual existe una jaula flotante donde los comuneros de Laraos crían truchas que se venden en los supermercados de Lima. En sus alrededores se puede ver a los glaciares que se derriten de forma drástica y muy cerca se encuentran las pinturas de Quilcasca, donde antiguos peruanos dejaron plasmados detalles de su vida, son dibujos de cacería, de hombres con grandes coronas, de bailes y magia. En este lugar se hace el pago a la madre tierra, a la pachamama.

Cómo llegar:

El punto de referencia es Cañete, en el kilómetro 144 de la Panamericana Sur, se toma la vía que sube a la Sierra, casi hasta el límite con Junín.


Ver mapa más grande
(Fuente: TVPerú; Fotos: rpp.com.pe, destinoyauyos.blogspot.com, zonasuryauyos.blogspot.com)

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+0Share on StumbleUpon0