A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+3Share on StumbleUpon1

minas de sal en Cusco

En un área de 5 kilómetros cuadrados en el departamento del Cusco, se forman aproximadamente 3 mil pozos pequeños que conforman las Salineras de Maras, conocida también como “minas de sal”.

El agua salada proviene de un manantial natural, de la montaña “Qaqawiñay”, ubicado arriba de los pozos, el cual durante época de sequía, de junio a octubre, la sal se cristaliza tras la evaporación del agua.

Una vez que la sal alcanza los 10 centímetros de altura, es retirado y embolsado en costales de plástico y posteriormente enviado a los mercados de la región.

Sepa que actualmente, esta sal viene siendo yodada para que no cause daño a la salud.

Sobre el origen de esta agua salada es un misterio, pues lo lugareños cuentan que no se conoce que hay dentro de la montaña Qaqawiñay, posiblemente sería una laguna del océano que quedó atrapado en los Andes. También existe una leyenda que dice que la sal sería las lágrimas de Ayar Cachi, hermano de Ayar Manco, quien muere en llanto por no haber podido fundar el imperio. Estas lágrimas fueron secadas por el sol, formando salares con tonos lilas y rosados.

El Pueblo de Maras

provincia de Urubamba

Maras, distrito de la provincia de Urubamba, es llamado el pueblo de la sal. Después de ser sólo una meseta, fue ocupada durante la época pre inca por la cultura Chanapata, y en la época inca por los nobles cusqueños.

Las puertas de sus casas muestran escudos nobiliarios en los dinteles, que señalan la importancia de este pueblo en la época de la conquista, el cual era paso obligado para arrieros de recuas de mulas que llevaban productos al Cusco.

Maras sirvió como fortaleza y era el pueblo que proporcionaba sal a todo el imperio Inca. Actualmente se aprecia la iglesia de adobe, cuyo interior tiene una cruz labrada en granito, lienzos de apóstoles y santos. Su población se dedica a la agricultura y ganadería.

Cómo llegar:

Para llegar a Maras debe dirigirse por la carretera Cusco-Urubamba, vía Chinchero en un viaje de 48.80 kilómetros. Y desde Maras viajar con una distancia de 4 kilómetros hasta llegar a las salineras de Maras.

Las Salineras de Maras se puede apreciar en el siguiente vídeo, una perfecta armonía entre la naturaleza y la mano del hombre.


(Fuente: wikipedia, viajaporperu.com, mincetur.gob.pe; Vídeo: Youtube-Pere Bellido)

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+3Share on StumbleUpon1