A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+0Share on StumbleUpon1

molino de la época colonial arequipeña

Un monumento histórico que trae a la memoria las épocas antiguas de la gente de Arequipa es el Molino de Sabandía con más de 370 años en funcionamiento, aprovechando las aguas de un manantial y siendo una representación típica del lugar donde destacó el uso del sillar.

El molino fue construido en el año 1621 por el maestro de cantería Don Francisco Flores y en 1973 fue sacado de las ruinas por el Banco Central Hipotecario del Perú, cuya restauración estuvo a cargo del arquitecto Luis Felipe Calle. Fue puesto en venta, pero no hubo comprador, por lo que el banco al ver el empeño y dedicación que le puso el arquitecto, se lo entregó a Calle, convirtiéndose entonces en el nuevo dueño hasta la actualidad.

El distrito de Sabandía, considerado el “Manantial de Tierra Fértil” y a 30 minutos de la ciudad de Arequipa, posee esta infraestructura invalorable proveniente de la arquitectura colonial, que le da una distinción especial a la zona. Se puede apreciar las técnicas que fueron utilizadas para procesar el trigo y se caracteriza por sus balcones rústicos y sólidos contrafuertes.

Su arquitectura posee una conjugación singular de pisos elevados que aprovechan la fuerza motriz del agua y a la molienda a través de dos canales de agua en aparentes espacios que dan lugar al movimiento de dos volanderas del molino.

Después de casi 400 años este molino aún sigue en actividad, pues todavía acuden arrieros con sus burros cargados con sacos de maíz, cebada y trigo para convertir los granos en harina. Estos campesinos pagan un importe por el uso del molino y la calidad que obtienen del triturado de los granos depende de la regulación de las piedras, según suban o bajen, las cuales deben ser limpiadas cada cierto tiempo con cincel.

Mientras tanto el valle que lo rodea es una maravilla natural, cargado de sauces y molles a orillas del río Sabandía.

Hoy en día, las tres hectáreas del Molino de Sabandía cuenta también con restaurante, bar, salas de recepción, un complejo de recreo con dos piscinas cuyas aguas son aprovechadas de las frías aguas de los manantiales. Por otro lado, se puede hacer un recorrido en caballo por la campiña, lo cual también se ha convertido en un buen negocio, incrementándose su alquiler en los últimos años.

Cómo llegar:

El Molino de Sabandía se encuentra a 8 kilómetros al sur de la ciudad de Arequipa.


Ver mapa más grande

El Molino de Sabandía en el siguiente vídeo:


(Fuente: viajeros.com, bustour.com.pe, rumbosdelperu.com; Vídeo: Youtube-Francesco Galiano)

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+0Share on StumbleUpon1