Convento de los Descalzos, cuatro siglos de historia y cultura

marzo 12, 2013 | Autor:  
Categoría: Lima, Turismo

El Museo del Convento de los Descalzos, ubicado en el distrito del Rímac, en Lima, se asemeja a una ciudad con distintos ambiente, un lugar histórico con crónicas monacales en cuyos claustros aun se puede percibir ese ambiente de misticismo de los misioneros y predicadores.

Fue construido en 1595 y en pleno siglo XVII representó la modernidad. Pertenece a la orden de los Franciscanos. Tenía como propósito acoger a los jóvenes religiosos con vocación franciscana que deseaban llevar una vida más austera, de oración y penitencia.

Su arquitectura es sencilla, sin adornos, con corredores largos y silenciosos, ubicado al pie del cerro San Cristóbal, por lo que debido a la inclinación del cerro, algunos ambientes han sido hechos más altos que otros conectándose por escaleras.

Allí vive el guardián que según San Francisco Solano (fue primer guardián), es el superior, el encargado de la casa, que cuida a los frailes, comentó el Rvdo. Padre Severino Esteban en una entrevista a Tv Perú.

La Alameda de los Descalzos

Con la finalidad de facilitar y embellecer el acceso al convento, la Alameda de los Descalzos fue construida durante el gobierno del Virrey Juan de Mendoza y Luna. A su alrededor posee rejas que son inglesas de 1850, además esculturas italianas traídas de Roma que representan los doce signos del zodíaco y floreros franceses.

El Recorrido por el Museo

El visitante ingresa por el portón original y pasa al vestíbulo. A partir de ahí inicia el recorrido por todos los claustros que han servido como habitación a los padres.

La Imprenta, es un espacio funcionó durante todo el siglo XX, la técnica predilecta era el grabado.

La celda de la enfermería estaba distribuida en dos niveles, en el inferior se ubicaba el enfermo y en el superior el enfermero que lo atendía.

La Botica se encuentra prácticamente en el mismo estado desde el siglo XIX y XX, aun conserva los frascos y botellas con el contenido original. Cuadernos con anotaciones de las medicinas naturales. Detrás de la Botica se encuentra la Rebotica donde se hacían los preparados o elaboraban las recetas.

Alrededor se encuentran las celdas donde se ubicaban a los enfermos y una puerta que comunica al coro de la capilla.

La Capilla de la Virgen del Carmen no es una iglesia. Su construcción fue en 1733 con una portada de estilo barroco, de color azul y blanco, de planta ornamental, en la hornacina central se encuentra Nuestra Señora del Carmen. Hoy en día se oficia misas allí.

Los libros corales que acompaña a la misa están escritos en latín forrado de cuero de vaca y cada una de sus hojas hecha en pergamino, pesa como 25 kilos y su colección es de 40 tomos, de los cuales se puede consultar 32.

Actualmente toda la parte antigua del convento constituye un importante museo de arte religioso, Son aproximadamente 500 obras expuestas y que forman parte de las colecciones de la pinacoteca están esparcidas en todo el museo.

La sala Nuestra Señora de los Ángeles, patrona del convento, hay un lienzo atribuido a Angelino Medoro. Esta capilla fue visitada por el Almirante Miguel Grau antes que saliera a su última misión en la Guerra del Pacífico, vino a confesarse y a despedirse de la virgen.

El patio ayacuchano o de Via Crucis, perteneciente al siglo XIX, es llamado de esa manera actualmente por la abundante decoración vegetal que hace recordar motivos de la sierra del Perú.

El Refertorio es el lugar donde se come que tras el toquido de las campana los religiosos llegaban a este lugar.

La antigua bodega, donde se conservan los toneles utilizados hasta el siglo XX para el almacenamiento de vino de misa y de mesa. Se consideraba que el Convento de los Descalzos era el proveedor de todos los demás conventos.

Algo más:

En el siglo XVIII y XIX se acostumbraba a enterrar en los atrios de las iglesias, por lo que es posible que María Micaela Villegas Hurtado de Mendoza “La Perricholi” haya sido enterrada en este lugar como consta en su testamento.

En 1972 el Convento fue declarado Monumento Histórico Nacional y en 1979 es convertido en museo, cuya inauguración fue en diciembre de 1981.

Actualmente el convento se encuentra a cargo de la Fundación Descalzos del Rímac, una institución que se ha creado hace poco para proteger el patrimonio histórico cultural y religioso.

Este museo en lucha contra la adversidad del tiempo viene trabajando en la restauración en las numerosas obras de arte, una de ellas es el lienzo de San Francisco. Se viene exponiendo obras de casi cuatrocientos años que tiene el convento construido.

Cómo llegar:

El Museo del Convento de los Descalzos se encuentra en la calle Manco Cápac 202, al final de la Alameda de los Descalzos

Desde la Plaza de Armas de Lima, se dirige hacia el distrito de Rímac por el Palacio de Gobierno, llega al puente de Piérola, atraviesa el jirón Trujillo, allí encontrará la capilla más pequeña del mundo, a penas con 60 metros cuadrados, continua hacia la antigua Iglesia de San Lázaro y desemboca por último en La Alameda de los Descalzos.


Ver mapa más grande
El Museo del Convento de los Descalzos en el siguiente vídeo:

(Fuente: TV Perú; Foto: viajesmonllar.com, inkaico.com, reporterodelahistoria.com; Vídeo: Youtube- TVPerú Televisión Peruana, enlacenacional)

Comentarios

¿Qué piensas sobre esta noticia? Deja tu comentario y únete al diálogo.

Luego que envíes tu comentario entrará en un proceso de revisión antes de ser publicado. Solo lo aprobaremos si cumple nuestros términos y condiciones.

Antes de darle clic a ‘Enviar Comentario’ debes hacer la suma de la parte inferior, con eso nos aseguramos que eres una persona de carne y hueso.






siete + 1 =