A compartir...Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest4Share on Google+0Share on StumbleUpon1

Paseo de la Nabona en Lima

Al final del jirón Chiclayo, en el distrito limeño del Rímac, se ubica el monumental Paseo de Aguas, una construcción mandada a hacer en el siglo XVIII, por el virrey Amat y Juniet a raíz de una promesa que le hizo a Micaela Villegas, más conocida como La Perricholi dentro de la sociedad limeña en la época de la colonia.

Asimismo, esta edificación fue parte del “primer proyecto de modernidad urbana” en Hispanoamérica y de las reformas que se realizaron como producto del terremoto de 1746.

En un principio, este lugar recibió el nombre de Paseo de la Nabona, cuyo nombre proviene de la ciudad francesa de Narbona que tenía un antiguo juego de aguas el cual se pretendía imitar.

El monumento tiene un estilo afrancesado, con una arquitectura lujosa y elegante. Su estilo es una consecuencia de las reformas que se introdujeron durante el régimen político borbónico.

Posee en su ingreso una arquería, frente a su muro, el paseo rodeaba un gran espejo de agua y debió ser un acueducto para que las aguas del Rímac cayeran en cascada desde su elevado arco central. Esta obra no se concluyó en 1776.

Cuenta la historia que una vez que el virrey Amat abandonó el cargo y permanecía en España, su antigua amante La Perricholi, se mudó a una casa de molino en la esquina entre el paseo y la alameda, donde lo recordó por siempre.

Actualmente, el Paseo de Aguas es uno de los lugares más hermosos del distrito del Rímac, el cual es visitado por cientos de personas, como parte de la ruta turística en el Centro Histórico de Lima.

Cómo llegar:


Ver mapa más grande

El Paseo de Aguas en el siguiente vídeo:


(Fuente: peru.travelguia.net, museodelconventodelosdescalzos.wordpress.com; Vídeo: Youtube-Crist Terrazas)
A compartir...Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest4Share on Google+0Share on StumbleUpon1