A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest4Share on Google+0Share on StumbleUpon1

receta de la cocina italiana

Una de las pastas rellenas más populares son los ravioles, y aunque hay quienes aseguran que su origen es de China, se dice que Italia se apoderó de los conocimientos básicos y los explotó con diversas variantes. Más adelante fue difundido por todo el mundo.

Los ravioles, más conocidos también como ravioli o raviolo, es un clásico de las pastas italianas y la favorita de muchos países, que tiene como base harina y agua, muchas de ellas con diferentes texturas y formatos.

En distintas regiones de Italia se conocieron a los primeros ravioles con un básico relleno de verdura, ricota y hojas de nabo acompañados de distintos condimentos que realzaban su sabor. Aquellas pastas que eran rellenadas con carne u otras preparaciones no eran considerados ravioles.

De acuerdo a documento de 1243, los ravioles, dentro de las pastas italianas, son originarias de Cremona, su más antiguo nombre es raviolo, cuyo significado quería decir envuelto alrededor de un relleno. Al principio era una pasta fresca, casera hecha por señoras para almorzar en familia los domingos.

Actualmente se encuentra toda clase de ravioles rellenos de ricotta, verdura, pollo, carne, etc y su masa con distintos colores. Estos se sirven con diferentes salsas o también con manteca, queso y aceite de oliva.

La preparación de los ravioles requiere de bastante agua y poco huevo. Se extiende sobre la mesa una lámina cuadrangular de la pasta, colocar sobre la misma el relleno y se cubre todo con una lámina semejante a la inferior, y se procede a fraccionar con una ruedecilla dentada giratoria, dando como resultado ravioles individuales de forma cuadrada.

Una de las antiguas recetas más conocidas en los ingredientes del relleno es la bojarra, la cual hoy en día es desaconsejado por sus efectos nocivos, también está la carne de buey, pasta de salchicha, huevo de gallina, queso parmesano, la escarola y leche cuajada.

Ahora, los ravioles pueden tener como relleno la ricotta, que es una especie de requesón u otros tipos de queso, también puede ser de espinaca, carne, sesos, riñones, ortiga, entre otros. El tofu es el preferido por los vegetarianos.

Una vez preparados los ravioles, éstos se pueden guardar unos pocos días en el refrigerador.

Mientras tanto, la salsa que acompañará a los ravioles puede estar elaborada en base a tomates, cebolla, ajos, romero, carne magra de buey, vino tinto y el infaltable tuco.

Cómo hacer ravioles de carne y ricota, en el siguiente vídeo:


(Fuente: solopastas.com, wikipedia; Vídeo: Youtube-eHow en Español)
A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest4Share on Google+0Share on StumbleUpon1