A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+2Share on StumbleUpon0

viaje con comodidad

Muchas personas que sobretodo viajan constantemente ya sea por placer, negocios, estudios o compras, buscan tener la máxima comodidad y tranquilidad en el avión. Para ello, el respeto y la cortesía es primordial para que exista este ambiente armonioso.

Si bien se les permiten a los pasajeros una serie de acciones para que puedan transportarse de manera relajada, hoy en día, esto se viene escapando un poco de las manos, pues se ha perdido varias reglas que llevan a causar ciertas molestias a los pasajeros.

Un claro ejemplo es tratar de ocupar el compartimiento para dos personas con el equipaje, o también oír música a todo volumen, hablar demasiado, quedarse dormido recostándose en la otra persona creando una gran incomodidad.

Igualmente ocurre que la persona ronque fuerte, y otros casos extremos como acostarse en el suelo, excederse en el equipaje de mano y así interrumpir el paso de los pasajeros, cortarse las uñas en la sala de espera, tener malos modales al momento de comer, golpear a alguien, entre otros.

Por ello, es necesario mostrar constantemente recomendaciones al pasajero, con la finalidad de mejorar el tiempo que pasa durante el vuelo.

Desde que ingresa al aeropuerto, trate de evitar la congestión, respetar el orden y el llamado de ingreso. Hay que tener paciencia y no desesperarse para poder usar los compartimientos del avión. Ayudar a quien no puede subir su equipaje de mano al compartimiento por el peso.

Debe ser respetuoso con los demás. Dar paso a la persona que necesita hacer su conexión y hacerlo amablemente, en especial si está sentado en el asiento del medio que ya de por sí está limitado en espacio.

Avisar a la persona que está detrás de su asiento que reclinará el mismo para evitar la incomodidad, asimismo, regrese el asiento a su estado normal en el momento de la comida y así puede permitir también al otro comer.

No hacer ruido. Si viaja escuchando música, no ponga el volumen muy alto, puede ser que su compañero de viajes no comparta con sus mismos gustos o quizás desea tomar una siesta.

Igualmente no hable demás, está bien que quiera conocer personas en su viaje, pero no obligue a ser parte de su conversación, de repente no quiere saber de su vida y quiera descansar.

Y en su viaje, ¿ha tenido algunos de estos inconvenientes?

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+2Share on StumbleUpon0