A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+1Share on StumbleUpon1

foto-suspiro-limeña-590x400

En la ciudad de Lima, a mediados del siglo XIX, surgió el postre bandera de nuestro país, el cual recibe el nombre de Suspiro de Limeña. Fue la esposa del poeta José Gálvez Barrenechea, doña Amparo Ayarez, quien le puso este nombre al postre pues decía que era suave y dulce como el “suspiro de una limeña”.

Este es un dulce, con influencia islámica, muy tradicional en la gastronomía peruana y se le conoce también como suspiro limeño o suspiro a la limeña.

Su elaboración es a base de manjar blanco, una crema dulce y espesa de leche, azúcar, yema de huevo y esencia de vainilla, procedente de España, cuyos ingredientes son de origen árabe e ibérico.

Y sobre esta crema es colocado el merengue, el cual lleva claras de huevo, vino oporto, y azúcar, también traído por los españoles y es conocido en su país como Suspiro, por lo que el origen del nombre es precisamente de ese lugar.

Hoy en día este postre, tan conocido como la mazamorra morada y el arroz con leche, es consumido en muchas ciudades del Perú y países limítrofes. Y por la internacionalización de la gastronomía peruana, su consumo se ha extendido a muchos lugares del mundo.

El Suspiro a la limeña se presenta en una copa donde se deposita el manjar blanco de manera generosa y se le corona con merengue y un poco de polvo de canela. La mezcla de ambos dulces muestra un sabor muy especial que lo caracteriza y diferencia de los demás dulces.

La receta del Suspiro a la Limeña a continuación:

Ingredientes: (para 6 personas)

1/4 de taza de azucar
6 yemas de huevo
4 claras de huevo
1 lata de leche evaporada
1 lata de leche condensada
1 cucharadita de vainilla
1 copita de oporto

Preparación:

Primero las dos clases de leche echarla en una ola y debe llegar a un hervor durante 15 minutos aproximadamente.

Con una cuchara de madera mover de manera constante para evitar que en el fondo se queme hasta lograr que las leches tomen el punto de manjar blanco y también se pueda ya notar el fondo de la olla.

Una vez que es retirada la ola del fuego, agregarle la vainilla y las yemas. Mover.

La preparación dejarla entibiar y después colocarla en copas o dulceras.

En tanto, en otra olla echar el azúcar, después el oporto y mantenerlo a fuego lento hasta lograr obtener un almíbar. Este merengue colocarlo sobre el manjar blanco a manera de copos y finalmente espolvorear con canela en polvo.

Suspiro a la Limeña en el siguiente vídeo:


(Fuente: wikipedia, comidaperuana.about.com; Foto: libroderecetas.com, sabrositio.com; Vídeo: Youtube-BuenosDiasPeruPTV)

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+1Share on StumbleUpon1