A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+0Share on StumbleUpon1

 Calango en la region LimaA sólo dos horas al sur de la capital limeña se encuentra Calango, uno de los dieciséis distritos de la provincia de Cañete, considerado el valle donde abunda las frutas, la manzana delicia, el pepino, pacae y las pitajayas silvestres, el vino, los camarones y los petroglifos de hace 8 mil años antes de Cristo.

Los primeros pobladores, según las crónicas, tenían la costumbre de adorar una gran piedra que se llamaba Coyllur Sayana o Piedra de la Estrella. El cura de este lugar, Agustín Aller mandó copiar los caracteres de la piedra y posteriormente los envió a España, de donde obtuvo respuesta que se trataba de escrituras hebreas. Entonces el arzobispo de Lima, Gonzalo Ocampo en 1625 mandó destruir esta piedra por considerarla una práctica de la idolatría.

Más tarde, en 1961, el antropólogo Américo Albarrán Melgarejo, logró calcar 96 grafías, aunque no determinó de qué se trataban. Una gran parte de estos símbolos fueron borrados, ya sea por los sacerdotes españoles o por los brujos del valle ya que usaban el polvo de esta piedra para curar enfermedades.

Calango en MalaEstos símbolos representan las vivencias de los calanguinos de ese entonces, las leyendas, culto al sol, la luna, las nubes, estrellas, escenas de la pesca, caza, la agricultura.

El 4 de noviembre de cada año celebran un año más de su creación y su festividad lo hacen a lo grande.

En su gastronomía, los pobladores de Calango ofrecen a través de sus restaurantes platillos excepcionales a base de camarones, cuyes, también platos como la sopa sepa y carapulcra. En tanto, las bodegas artesanales tienen los mejores vinos de uva borgoña, uva Italia y uva quebranta, además del pisco que tienta seguir recorriendo el valle.

El clima que se respira en este lugar es fresco, su quebrada vista como un colchón verde está cubierto por cañabravas, carrizos y pájaros bobos. También hay piedras por todas partes, así como restos arqueológicos y una ermita conocida como la “Capilla” que guarda la imagen de la Virgen de la Candelaria, acompañada por San Martín de Porres y San Francisco.

Calango es un lugar perfecto para quienes les gusta del viaje de aventura, recorrer sus paisajes, caminatas, montar bicicleta, darse un chapuzón en el río y escalar la montaña que al final le da toda una visión del valle maleño.

Cómo llegar:

A Calango se puede llegar en cualquier medio vehicular, también a caballo y hasta haciendo trekking.


Ver mapa más grande

Calango en el siguiente video:

(Fuente: rumbosdelperu.com, larepublica.pe; Foto: rumbosdelperu.com; Vídeo: Youtube-Wilder Ocola)

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest1Share on Google+0Share on StumbleUpon1