A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0

Conforme avanzan los años sobrevienen las mejoras en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y ello hace propicio los cambios significativos en la manera que las personas logran comunicarse. Sin duda, existe una nueva realidad en la forma que percibimos la información para el consumo y también la manera de satisfacer las necesidades de los consumidores.

Hoy, es difícil imaginar aquel consumidor de actitud meramente receptiva frente a los mensajes publicitarios que las marcas propagan continuamente sobre sus productos o servicios a través de los medios tradicionales.

Ahora con las TIC, los individuos cambiaron su postura pasiva por una activa, donde se sabe protagonista de lo que necesitan, acudiendo a Internet para buscar e informarse de opiniones de otras personas que previamente usaron el producto o servicio, miran vídeos relacionados en Youtube, revisan recomendaciones, leen artículos, referencias… Es decir, se nutren de la información que les brinda sus búsquedas en Internet para discernir y finalmente decidir su compra. Ese es el nuevo paradigma del consumidor de nuestros tiempos y las empresas están obligadas en alinearse al nuevo esquema y perder el temor de emprender en Internet.

¿Qué hacer frente a este nuevo esquema del consumidor informado?

Pues la respuesta cae por su propio peso, generar contenidos de importancia que ofrezcan un valor agregado al consumidor, que lo emocione ya sea por la forma creativa con que se plantee el contenido, e incluso, por su carácter pedagógico e informativo. De tal forma que estas fuentes informativas se transformen en canales que atraigan la atención de los clientes potenciales. Ese es el fin.

Con estos pasos se construye poco a poco una imagen de marca en Internet, se genera credibilidad, confiabilidad y da la enorme posibilidad de obtener conversiones a ventas y la fidelización de los clientes.

Ahora, cuando hablo de generación de contenidos me refiero a todo tipo de publicación en Internet, ya sean de tipo social como los posts en blogs temáticos, tuits o las actualizaciones en las redes sociales, boletines de noticias. En el terreno multimedia se pueden elaborar vídeos instructivos o de demostración del producto o servicio, sin duda un medio muy atractivo para impactar en audio y vídeo entre otros canales que hagan viables nuestro Marketing de Contenidos Online.

No hay que olvidar que todos estos esfuerzos deben ir orientados a nuestro público objetivo, generando información de utilidad para ellos, eso será muy valorado al momento de decidir su consumo.

Hay mucho más para comentar, pero ya lo dejamos para el siguiente sábado donde hablaremos sobre el poder de los vídeos como herramienta de ventas.

Si deseas leer el artículo anterior puedes seguir este enlace: El poder de los blogs en los negocios

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0