El verdadero y auténtico sabor del Perú radica en el ají amarillo, gracias a él, un puré de papa se convierte en causa limeña o un fricasé de pollo en un ají de gallina o una salsa de queso es una crema huancaina, tal