Justo en la parte más elevada del centro colonial de la ciudad Inca, se puede observar la magnificencia del Cristo Blanco de Cusco. Una monumental estatua de aproximadamente 8 metros de altura que extiende los brazos como en señal de protección y bienvenida para