Un monumento histórico que trae a la memoria las épocas antiguas de la gente de Arequipa es el Molino de Sabandía con más de 390 años en funcionamiento, aprovechando las aguas de un manantial y siendo una representación típica del lugar donde destacó el