A menos de 4 horas de Lima, en la sierra de Huaral, se encuentra Rúpac. Una maravilla arqueológica que también la llaman el Machu Picchu de Lima, cuyas edificaciones de piedras se encuentran en magnífica conservación, lo cual ha llamado la atención de arqueólogos