Calzones amarillos se venden como «pan caliente» en Gamarra