Santa Rosa de LimaEl 30 de agosto de cada año se recuerda a Santa Rosa de Lima, quien es uno de nuestros más grandes orgullos. Es la primera Santa de América, y la única en dar la vuelta al mundo debido a sus numerosos milagros. Los homenajes a la santa comenzaron en diferentes partes del Perú.

De nombre Isabel Flores de Oliva, fue en su confirmación que le cambiaron por nombre “Rosa” en honor a su belleza. Y encontró el camino a la santidad fue posiblemente al ver diariamente los sufrimientos que padecían los trabajadores indios, su preocupación por remediar las enfermedades y miserias de quienes más adelante llegarían a creer en su virtud.

Apus y mayordomos de Carhuamayo se encargan de las celebraciones

CarhuamayoY después de muchos años de su muerte, se le recuerda en diversas ciudades de nuestro país. En Carhuamayo en el departamento de Junín, es considerada la capital genética y cuna de la maca, así como la perla del Bombón y tiene como patrona a Santa Rosa de Lima.

Los apus y mayordomos se esmeran para esta fecha tan importante y traen orquestas, bandas y grupos de bailarines que animan la fiesta cuando pasa la procesión.

Las celebraciones continúan con la quema de castillos, concurso de orquestas, corrida de toros, la representación de la Captura y Muerte de Atahualpa. Cabe señalar que este último acto es el llamado tambor y se realiza el primero de septiembre.

En Lamas, el baile de los nativos Llacuash es en honor a la Santa Patrona

Wayku LamasEn tanto, en el centro Poblado menor de Wayku, en Lamas, en el departamento de San Martín, los nativos de Llacuash con aves disecadas alrededor del pecho bailan los sones del pífano y el tambor.

Mientras que Santa Rosa permanece a un costado del altar mayor colorada por el achiote que ha puesto de rojo anaranjada sus mejillas. Su manto negro es cubierta por la típica falda verde limón, además de cintas que le cuelgan y una impecable blusa con las sumachinas o grecas chillonas que tanto le encantan a las nativas que son el color distintivo oficial del Wayku.

Por otro lado, se preparan los bizcochuelos, la chicha en vasijas que las mismas mujeres diseñan. Se baila la pandillada y como final de las celebraciones, se juega el pato tipina donde la costumbre señala que las jovencitas serán raptadas por sus enamorados para casarse el año que viene. Hacen su aparición los Carachupas, jóvenes cubiertos de hojas de plátano secas que imitan a armadillos y en grupo de cien o doscientos huyen del cazador bailando.

Celebraciones en Carhuamayo hace un año, en el siguiente vídeo:

>

(Fuente: Fiestas-Sonaly Tuestas; Foto: Peru en Videos, carhuamayo.wordpress.com, picasaweb.google.com )

A compartir!