A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0

De un informe publicado hace dos años sobre uno de los casinos más lujosos de Lima, se desprende todo un debate entorno a  estos negocios de los juegos de azar.

A fines de abril del 2008 publicamos una nota informativa sobre la inauguración de un lujoso imperio del entretenimiento en Lima. El reporte fue emitido por esos días en el programa Reporte Semanal de Frecuencia Latina y desde la fecha de publicación de ese post hasta la actualidad, se han acumulado casi 60 comentarios, de los cuales podemos comprender todas las experiencias ya sean éstas positivas o negativas de las personas que por algún motivo pasaron por este centro del entretenimiento ubicado en el corazón del distrito de Mirafloresen Lima, Perú.

Post sobre casino lujoso causó gran debate

Y es que este tema causó una tremenda polémica entre los usuarios participantes en donde se puede percibir la segmentación de tres grupos. Por un lado están los que son detractores de este tipo de centros del ocio y cuentan sus tragedias personales por haberse convertido, en algunos casos, en ludópatas, destruyendo así sus vidas etc. Luego están aquellos que están a favor de estos centros que la verdad no son muchos y entre los comentarios destacan aquellos que han laborado en estos casinos en donde mencionan las “bondades” que indirectamente brindan estos negocios del azar o la oportunidad laboral que les ofrecen entre otros aspectos. Y finalmente encontramos a los imparciales, que son pocos la verdad, aquellos que tratan de ponerse encima de la problemática y dan su opinión muy importante por cierto, pero a la vez poco trascendente para las autoridades competentes.

Actualmente los comentarios de ese informe ya están cerrados y abrimos este espacio para que continúe el debate, pero quizá debamos refrescar los aportes y buscar posibles soluciones para que la entidad del gobierno peruano que regula a estos casinos, sepan lo que el público siente y expresa. Es evidente que las casas de apuestas son negocios ideados expresamente para inducir a la gente a apostar y sus establecimientos están finamente acondicionados para que sus usuarios sientan que pueden intentar ganar, aunque al final de cuentas siempre estos individuos pierdan su dinero.

Lo bonito de las casas de apuestas en Perú

Si lo vemos por el lado de las contribuciones al fisco y de servicios a la actividad turística, pues estos negocios tienen su lado “positivo” al ser su práctica completamente legal y regulada por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur). Es así que estas empresas generan un alto porcentaje de impuestos de tal forma que los apostadores de todos los días, contribuyen indirectamente a llenar las arcas públicas y así con ese dinero se puedan construir los hospitales, colegios, vías de comunicación y un infinito etc., etc.. Por otro lado, estos centros del entretenimiento dan impulso a la actividad turística de una localidad, pues los jugadores se valen de los servicios hoteleros, de gastronomía y otros que también ofrecen, participando así en el mecanismo turístico en la zona donde se ubican.

Lo feo de las casas de apuestas en Perú

Sin embargo al interior de estos negocios hay problemas latentes que no se pueden tapar, solo por ser grandes contribuyentes, son temas que la gente opina y que deben ser resueltos por la entidad de gobierno que regula esta clase de negocios. En verdad son muchas las aristas que generan una problemática social entorno a los casinos, y no es menester ahora explicar y detallar todas. Pensamos que para eso se abre este debate y leeremos atentamente sus aportes.

Pero sí consideramos una de ellas y que resaltaremos ahora mismo, se trata del latente perjuicio a la salud psíquica y neurológica que podría acarrear la práctica compulsiva de estos juegos y sobre todo a aquellas personas que inhalan el humo de tabaco de forma directa o indirecta, que es una constante en estas atmósferas de muchos de estos casinos de nuestra capital.

A inicios de abril del año 2006 –salvo error u omisión – se publicó en el diario oficial El Peruano la Ley Nº 28705 llamada la ley general para la prevención y control de riesgos en el consumo de tabaco. Pues bien, esta ley nos dice entre otras cosas, que está terminantemente prohibido fumar en lugares públicos y que se debe señalizar dicha prohibición en los lugares donde hay concentración de público. Sobre este tema nos preguntamos, ¿alguno de estos casinos u otro negocio los cumple? Si algo caracteriza a muchos casinos es el intenso olor a tabaco que envuelve el aire viciado en su interior, es como una pared que solo atraviesan aquellos que ya están sumergidos en la intoxicación permanente, ya sea por que fuman directamente o porque inhalan el humo de segunda mano, como explicaremos más adelante.

Pero como todo tiene solución en esta vida y para “cumplir la ley”, los administradores de estos casas de las apuestas, han indicado “zonas para fumadores” con la finalidad, según ellos, de no fastidiar a los apostadores que no acostumbran fumar. Pero lo sorprendente es que dicha área finaliza en la mesa contigua a la de no fumadores o en el piso inferior o superior dependiendo la infraestructura de estos negocios, que por cierto, son ambientes totalmente cerrados. ¿Acaso se puede controlar el paso del humo de tabaco de una mesa a otra?

¿Podría perjudicar mi salud si inhalo el humo de tabaco de otros?

Este tema de la omisión a la ley de no fumar en lugares públicos ya genera un problema que contribuye enormemente al deterioro paulatino en la salud de los apostadores que no fuman. Y no solo podría originar complicaciones que produzcan cáncer pulmonar, si no también al deterioro de sus facultades mentales y ser más propensos a ser ludópatas en potencia al inhalar humo de tabaco de forma indirecta.

El tema de la inhalación de “humo de segunda mano” es un tremendo problema que las autoridades deben regular inmediatamente, pues el permitir fumar en estos centros ya es un delito flagrante y encima perjudica la salud de gente que no fuma, que tienen todo el derecho de preservar su salud.

Estudios científicos

En un estudio publicado en “Journal of Neurochemistry” que fue difundido a finales de junio del 2009 por un medio digital dedicado a la ciencia y la tecnología, se señaló que los doctores Debapriya Ghosh y Anirban Basu del Centro Nacional de Investigaciones del Cerebro de la India, hallaron que el tabaco tiene un componente que provoca que los glóbulos blancos ataquen el sistema nervioso central, destruyéndose células sanas y dando lugar a daños neurológicos graves.

Según da cuenta el estudio, el componente en cuestión es el NNK, que es un compuesto común en el tabaco. El NNK es un procarcinógeno, es decir, una sustancia que puede transformarse en carcinógeno (agente que produce cáncer) si es alterada por los procesos metabólicos del cuerpo humano.

Y es en esta parte de la mencionada investigación que respalda nuestra preocupación por las personas que inhalan el llamado “humo de segunda mano”. Según la investigación el humo que se inhala de forma indirecta o el humo de segunda mano podría dar lugar a las mismas condiciones neuroinflamatorias. Las concentraciones de NNK en el tabaco varían de 20 a 310 nanogramos por cigarrillo. Sin embargo, el NNK está además presente en el humo mismo, lo que significa que el aire de un recinto donde se esté fumando contiene también esta sustancia en cantidades significativas. Por tanto, la inhalación directa o indirecta (humo de segunda mano) da lugar a un sustancial consumo de NNK.

Gobierno debe velar por la salud de sus ciudadanos

Lo expuesto es sólo una punta del “iceberg” que la Dirección General de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas del Mincetur y hasta el mismo Ministerio de Salud, deben regular esta problemática y fortalecer aún más sus actuales esfuerzos por el ordenamiento de estos negocios.  Pues no sólo se deben sacar leyes, decretos supremos o resoluciones ministeriales en donde se hable de la reglamentación de los juegos, o de las máquinas tragamonedas. Acá se debe velar por la salud pública como algo primordial y concienciar a la población de que el uso desmedido de los juegos de apuestas podría complicarles su salud. Por citar un ejemplo, así como a los empresarios de cigarrillos se les obliga a que pongan en sus productos avisos importantes para la prevención del cáncer, pues de la misma forma estas casas de apuestas deben orientar o fomentar las buenas practicas en sus respectivos negocios y prevenir casos que perjudiquen la salud de sus usuarios. ¿Acaso lo harán?

Como empresas legalmente constituidas están en su libertad de operar en su rubro comercial, según las leyes peruanas se lo permitan, pero lo que no es permitido es atentar contra la salud y de forma arbitraria, eso es algo que no se puede tolerar y solo está en manos del actual gobierno velar por la seguridad en todo sentido de los ciudadanos.

Fuentes consultadas: www.lanacion.com.ar, limait.co.cc, andina.com.pe, www.mincetur.gob.pe, www.lanacion.com.ar, es.wikipedia.org

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0