Cabina de pasajero de un vuelo nacional

Uno de los servicios aeronáuticos de mayor demanda en el mercado actual, son las empresas Low Cost o las aerolíneas de bajo costo. Su funcionamiento se basa en la eliminación del paquete de servicios habitual a cambio de una tarifa más económica, la cual, no solo facilita la movilidad y el transporte al pasajero, sino que además hace posible que la demanda incremente. Factores ambos que dotan a este negocio de una gran rentabilidad.

Low Cost, el nuevo modelo de negocios

Cuando en el año de 1949 la aerolínea estadounidense Pacifica Soutwest Airlines inició sus operaciones ofreciendo una ligera gama tarifaria, estaba dando origen a una modalidad económica la cual reinventaría para siempre el concepto propio que hasta ahora se tenía sobre los servicios comerciales aeronáuticos.

La industria de aviación tradicional, se caracteriza principalmente por incluir a toda una gama de servicios que buscan hacer que el viaje del pasajero sea más acogedor y placentero, impactando principalmente con la elevación en los precios de todo el citado paquete de beneficios.

Es pues de allí, de revertir esa dicha filosofía de donde subyace la idea de los servicios Low Cost, en donde los vuelos económicos, se ofertan solo por su valor neto, excluyendo a toda la variedad de servicios periféricos y adicionales los cuales a la luz del prioritario objetivo del transporte carecen de toda importancia en general.

Un Ahorro total de un 55% en gastos e inversiones

La metodología principal en toda aerolínea de bajo costo, consiste en hacer accesibles los servicios aeronáuticos a una gran parte de la población que hasta entonces no podía servirse de la misma por consecuencia de su valor elevado.

Una línea low cost, tenderá a ser rentable siempre y cuando el descenso en el valor de los pasajes, sea cubierto por el aumento en el número de pasajeros y por tanto de vuelos. Un equilibrio sustentado por el hecho de adaptar dichos viajes a rutas no extensas y que carezcan de conexiones que extiendan el tiempo que transcurre durante el vuelo.

De entre todos los aspectos más resaltantes, el precio de los pasajes aéreos es el primero con el cual el cliente se encuentra y es la razón que lo mueve al consumo del servicio. Sus gamas oscilan ser entre un 30 a 50% más económicos que las tradicionales, llegando inclusive a venderse a un precio de 59.90 soles, como lo es en el caso de los Pasajes viva air, de reciente operación en el Perú.

Los Vuelos Low Cost en el mercado Latinoamericano

Recientemente en países hispanoparlantes este modelo de negocios ya está arrojando beneficios múltiples. En todos ellos, una única forma de comercialización del servicio puede hacerse efectiva cuando la línea principal se enfoca en la utilización de un solo tipo de avión en especial, reduciendo así la variedad de equipos empleados, y por tanto minimizando así sus gastos en la manutención de los mismos.

Este tipo de aerolíneas excluyen también otros aspectos como el ofrecimiento de comidas y refrigerios durante el vuelo, la venta directa de los boletos vía web, y la inclusión de un mayor número de asientos por avión. Todo lo cual evita el gasto de capital en estos aspectos.

Asimismo se prescinde del uso de pantallas de vídeos, y demás artículos recreativos con una delicada normativa respecto al peso del equipaje en donde la superación del límite del mismo implica el pago del precio del mismo. En tal sentido, todas y cada una de estas características, resultan fácilmente identificables en la metodología de funcionamiento de todas las aerolíneas de bajo costo que operan en Perú.

Vídeo sobre aerolínea de bajo costo

Compartimos una entrevista sobre este tema emitido en el programa “Rumbo Eonómico” de Canal N.

¿Qué te parece este modelo de negocios en las aerolíneas? ¿Crees que hará crecer el turismo interno en Perú? ¿Deseas aportar algo más a este artículo? Deja tus comentarios, todas las opiniones argumentadas y con respeto a todos son bienvenidas.