El Perú es el principal productor de cuy, su carne es rica y nutritiva y su crianza tecnificada no sólo beneficiará alimentación de los pobladores, sino también ayudará a su comercialización.

El cuy es una especie oriunda de los Andes de nuestro país y su crianza está muy difundida en nuestro medio, claro está que en la mayoría de los casos se utilizan procesos de crianza muy tradicionales y empíricos; sin embargo ahora para revertir esta realidad en el norte peruano ocurre una excelente iniciativa impulsada por la Oficina de Crianzas de la Dirección de Promoción Agraria de Lambayeque, que informó a la agencia oficial Andina que una delegación de 55 productores del distrito de Incahuasi, en la provincia de Ferreñafe, participaron en una pasantía en granjas tecnificadas de cuyes que operan en los distritos de Pomalca y Tumán.

Como se conoce el Perú es el primer productor de carne de cuy a nivel mundial. Una de las razones por la que los mercados foráneos prefieren al cuy peruano, es por la calidad de su carne que constituye un producto de alta calidad nutricional y contribuye a la seguridad alimentaria.

Según informó a la agencia Andina, René de la Torre Ugarte, responsable de la Oficina de Crianzas de la Dirección de Promoción Agraria de Lambayeque, los productores rurales visitaron las granjas Sipán Cuy y Ecológica Sipán-Perú, ubicadas en Pomalca y Tumán, respectivamente, donde experimentaron de cerca la crianza tecnificada del pequeño mamífero con cuya carne se busca elevar el nivel nutricional de la dieta familiar.

Comentó que en la pasantía se pudo apreciar que en ambas granjas se realiza un manejo tecnificado del cuy con prevención sanitaria, adecuada alimentación (mixta) y con animales mejorados.

Los propietarios Rodolfo Centurión y Walter Bravo trasmitieron su experiencia de más de 15 años en la crianza de cuyes que exportan al mercado ecuatoriano.

Detalló que la granja Sipán Cuy desarrolla la crianza comercial con un sistema de jabas en módulos de ocho animales (un macho y siete hembras) de la raza Perú (90 por ciento de pureza) precoces.

Se emplean chupones automáticos como bebederos, que también sirven como vía para las dosificaciones del concentrado (alimento) y el forraje, ingredientes básicos del sistema de alimentación en todas las edades que aseguran ganancia de peso.

La metodología de trabajo en la granja ecológica Sipán-Perú incluye el manejo de cortinas que protegen al galpón, según la temperatura, para bienestar del animal.

Además, destaca la distribución de los animales en pozas (reproductoras, crías, etc.) y el sistema de agua para consumo de los animales (bebederos automáticos).

Esta granja cuenta con un invernadero del que se obtiene forraje hidropónico, luego de un meticuloso proceso que va desde la selección de la semilla, lavado, desinfección, germinación hasta la siembra en bandejas, con riego por aspersión.

El forraje verde hidropónico lo hacen con semillas de maíz, ya que esta gramínea se adapta mejor al clima de Lambayeque y es una buena alimentación para el cuy.

(Fuente: Andina)