Es el tercer año consecutivo que peruenvideos.com da su granito de arena en la difusión de una obra de bien social en época de Navidad. Tanto en el 2009 como en el 2010, hicimos eco de la convocatoria de ayuda social que la profesora Regina Chimpay viene desarrollando año a año, sensibilizando corazones generosos que puedan aportar sus donaciones y así poder llevar regalos, panetones y chocolatada a más de 200 niños que viven en extrema pobreza en la zona de Pamplona Baja en el distrito de San Juan de Miraflores en Lima.

La profesora Regina Chimpay junto a su Movimiento de Profesionales Solidarios, te invitan a integrarte en esta gran obra de Dios para llevar un momento de alegría a estos niños, que en medio de los terrales y precariedad de sus viviendas, ansían con toda su alma les ayudes a pasar su Navidad con dignidad y con toda la emoción que embarga a cualquier niño que viven en el seno de familias de mejor condición económica.

Que estas fechas próximas a la Navidad, sean días propicios para que puedas ayudar a ayudar.

 

Les dejamos el mensaje que nos envió Regina para ustedes:

Cada Navidad nos ponemos a trabajar esperando ver el milagro de la multiplicación de panetones y regalos para dar a los niños un momento de alegría y cariño y ¡Nunca ha faltado para dar!, ¡Es increíble! No contamos con el apoyo seguro de ninguna empresa privada, sino solo la ayuda de corazones dadivosos, como los de ustedes, que cada año se disponen y colaboran, aún anónimamente.

Gracias por todo lo que nos dieron el año pasado; en especial, a los que involucraron a sus familias, sus alumnos, sus compañeros de trabajo o sus amigos e hicieron eco de esta campaña para poder ayudar más.

Puedes donar juguetes para niños (de 4 a 12 años). Este juguete es un detallito de amor, conforme a tus posibilidades. También panetones y leche chocolatada en cajita o bolsa. Puedes dejar tu donación en Av. Benavides 2595, Miraflores (o si prefieres yo puedo recoger las cosas, si nos ponemos de acuerdo).

Por favor, para mayor coordinación, el 980411125 o el 999532644, rpm #465255

Espero contar con tu ayuda.

Regina

Mira este vídeo y comprende lo que tu ayuda hizo posible en 2010.

Te copio una linda historia….

Amor en Cajita de Leche
Dos hermanitos en puros harapos, uno de cinco años y el otro de diez, iban pidiendo un poco de comida por las casas de la calle que rodea la colina. Estaban hambrientos: » no molesten», se oía detrás de la puerta; «aquí no hay nada, pordiosero…», decía otro…Las múltiples tentativas frustradas entristecían a los niños…

Por fin, una señora muy atenta les dijo: «Voy a ver si tengo algo para ustedes… ¡Pobrecitos!»

Y volvió con una cajita de leche.

¡Que fiesta! Ambos se sentaron en la acera.

El más pequeño le dijo al de diez años: «tú eres el mayor, toma primero…y lo miraba con sus dientes blancos, con la boca medio abierta, relamiéndose».

Yo contemplaba la escena como tonto… ¡Si vieran al mayor mirando de reojo al pequeñito…!

Se lleva la cajita a la boca y, haciendo de cuenta que bebía, apretaba los labios fuertemente para que no le entre ni una sola gota de leche.

Después, extendiéndole la cajita, decía al hermano:

«Ahora es tu turno. Sólo un poquito.»

Y el hermanito, dando un trago exclamaba: «¡Está sabrosa!»

«Ahora yo», dice el mayor. Y llevándose a la boca la cajita, ya medio vacía, no bebía nada.

«Ahora tú», «Ahora yo», «Ahora tú», «Ahora yo»…

Y, después de tres, cuatro, cinco o seis tragos, el menorcito, de cabello ondulado, barrigoncito, con la camisa afuera, se acababa toda la leche… él solito.

Esos «ahora tú», «ahora yo» me llenaron los ojos de lágrimas…

Y entonces, sucedió algo que me pareció extraordinario.

El mayor comenzó a cantar, a danzar, a jugar fútbol con la caja vacía de leche.

Estaba radiante, con el estómago vacío, pero con el corazón rebosante de alegría.

Brincaba con la naturalidad de quien no hace nada extraordinario, o aún mejor, con la naturalidad de quien está habituado a hacer cosas extraordinarias sin darles la mayor importancia.

De aquel muchacho podemos aprender una gran lección:

«Quien da es más feliz que quien recibe. Es así que debemos amar.

Anónimo

¿Como podrías hoy encontrar un poco de esta «felicidad» y hacer la vida de alguien mejor? ¡Adelante, levántate y haz lo que sea necesario!

Ayuda a difundir esta noticia para llevar la Navidad a los niños pobres de Pamplona Baja. Usa las redes sociales y difúndelo (botones abajo). Avisa a tus amigos y familiares. Recuerda que lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

Contacta a la profesora Regina Chimpay a estos teléfonos: 980411125 o el 999532644, rpm #465255

A compartir!