A compartir!

En el Perú se ha detectado más de 2 mil variedades de camote por lo que debería ser considerada esta diversidad tal como se ha hecho con la papa

Hasta el momento sabemos que en nuestro país tenemos una gran variedad de papa, lo cual se ha dado a conocer a nivel mundial. Cosa contraria con el camote cuyo consumo sólo es de 7 kilos anuales por persona y que crece a lo largo de la Costa en especial Cañete, Huacho, Barranca, Pativilca (Lima) y Áncash, en los valles interandinos y también en la selva.

Es así que ningún país, solo el nuestro, exhibe tal variedad de este producto, cultivado hace aproximadamente diez mil años.

Las bondades del camote

En un producto alimenticio agrícola que contiene Metionina, el cual es uno de los aminoácidos esenciales para la vida. Contiene propiedades medicinales ya que combate las infecciones de la piel, las várices, es anti inflamatorio, retarda el envejecimiento y protege contra el cáncer, en otros.

En cuanto a sus hojas, tienen muchas vitaminas y hacen un buen forraje. Del tubérculo se puede sacar almidón, harina y transformarse en alcohol.

El camote es el cilera abana de África

El camote llegó al África como parte de proyectos internacionales con el fin de combatir la desnutrición y se le ha conocido con el nombre de “cilera abana” cuyo significado es “Protector de los niños”. Y ha sido un producto que ha contribuido a la alimentación infantil por su alto nivel nutritivo, por su valioso contenido de carbohidratos, proteínas y caroteno, una alta concentración de vitamina C, potasio, hierro y calcio, además de su bajo costo.

El camote contribuye a productos biodegradable

Y no sólo este maravilloso producto contribuye a la buena alimentación, sino que también a la conservación del medio ambiente. Toyota, una firma japonesa, la cual ya produce con al misma planta del camote y con mucho éxito, plástico biodegradables y auto partes, considerando de esta manera al camote como un tesoro de la agro diversidad que debemos conservar.

Video de cosecha de camote en Cañete:

(Fuente: El Comercio)

A compartir!