A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0

Llama, animal de los Andes PeruanosEn el marco de las celebraciones que se realizará en julio en conmemoración de los 100 años del descubrimiento de Machu Picchu por el explorador estadounidense Hiram Bingham, la BBC dio a conocer los orígenes de la ciudadela inca a través de la mención de un artículo de la revista arqueológica Antiquity donde afirma que el excremento de la llama fue la base sobre la que se desarrolló la sociedad inca.

Alex Chepstow-Lusty, autor de este artículo señala que los incas se establecieron hace unos 2.700 años en la zona del Cusco, precisamente en Machu Picchu, al dejar de ser cazadores recolectores para convertirse en agricultores y fue precisamente la agricultura y el cultivo del maíz que fueron la clave para el desarrollo de esa sociedad.

Basado en las investigaciones que realizó el científico en Marcaccocha ubicada en el camino que une la parte baja de la jungla con Machu Picchu en la montaña, observó que el cereal se podía cultivar en grandes alturas al detectar la primera aparición de polen de maíz en el año 700 a.c, además de una gran cantidad de ácaros que se alimentaban de excremento animal.

Con esto pudo concluir que la “migración” masiva hacia la agricultura fue gracias al fertilizante orgánico, es decir excremento de llama, animales que son hasta ahora muy utilizados en los Andes para el transporte, como fuente de lana y carne. En cuanto el excremento de llama se sigue utilizando como fertilizante y para hacer fuego para cocinar.

Cabe señalar que Marcaccocha se ubica junto a una antigua ruta de comercio, y las llamas que transportaban bienes entre la jungla y la montaña se detenían allí a beber y a “defecar en comunidad”. “Esto proveía un fertilizante fácil de recolectar para las personas que habitaban las zonas de cultivo de los alrededores”, indicó Chepstow-Lusty.

Excremento de llama en Machu Picchu, CuscoEs así que la sociedad en la zona del Cusco tuvo un crecimiento cuando los incas pasaron de comer quinua a ingerir maíz, el cual contiene mayor calorías. Hacia el 1100 a.c tuvieron un largo período de tiempo cálido que permitió que la civilización florezca con las construcciones de grandes asentamientos de piedra como son Ollantaytambo y Machu Picchu.

Y a pesar que la civilización inca ya no existe gracias a los conquistadores españoles que llegaron en el siglo XVI, ahora sus descendientes, los quechuas utilizan los excrementos de llama como fertilizante y como combustible para alimentar el fuego con que cocinan. “El valle está lleno de indígenas que mantienen una forma de vida similar a la de hace 2.000 años”, expresó Chepstow-Lusty.

Y finalmente la BBC recuerda a los invitados a la fiesta del centenario del descubrimiento de Machu Picchu que cuando lleguen allí, deberían agradecerle a la humilde llama por poder ver la maravilla arquitectónica que tienen frente a sus ojos.

La llama en Machu Picchu en el siguiente vídeo.


(Fuente: BBC;foto: BBC, brothersoft.com, explorehimalyas.com)

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0