¿Existe seguridad de los datos en Facebook?Creada por Mark Zuckerberg, un estudiante de la Universidad Harvard, la red social Facebook atraviesa actualmente una gran polémica sobre la seguridad que tienen los datos privados de sus usuarios. Y estamos hablando de cerca de 500 millones de usuarios que se han sumado a esta red social desde su lanzamiento en febrero del 2004 según los datos que figuran en Wikipedia.

Y es que en el mundo virtual de Facebook, las personas proyectan un impulso irresistible de publicar todo aquello que se les ocurre y también identificarse de forma completa, incluyendo direcciones, centro de estudios o de trabajo, lazos familiares, amistades, participación a eventos, si viajan o no viajan etc. Es decir, un universo de datos personales importantes que ya quisiera tener cualquier grupo de inteligencia o de espionaje para concretar sus propósitos.

Y la tendencia por “ser social” en Internet sigue incrementándose y ahora no sólo son los adultos los que participan de Facebook; sino que de manera alarmante, niños menores de 13 años están involucrándose con mayor incidencia en esta red. De tal manera que  esta población queda propensa de ser víctimas de abusadores de menores o descargar a sus computadoras software maliciosos que roban información privada.

Esta situación ocurre pues la red social permite abiertamente que cualquier desarrollador de software inserte aplicativos para diferentes tipos de servicios adicionales, y los menores de edad al no tener orientación de sus padres, acceden y participan en cuanto juego o aplicativo les atraiga.

Según un estudio realizado en el 2010 y dado a conocer hace unos días por Consumer Reports, reveló que 20 millones de usuarios de Facebook son menores de edad, y de estos más de 5 millones no han cumplido siquiera los 10 años, tomando en cuenta que según las cláusulas de Facebook, la edad mínima permitida es de 13 años. Que incluso, es una edad muy baja para poder participar y comprender todos los riesgos de invasión a la privacidad que podrían estar sujetos.

Este estudio pone en evidencia que los padres de familia no están controlando a sus hijos cuando usan Facebook, dejándolos expuestos a latentes amenazas y abusos.

¿Facebook es el mundo real?

Para muchas personas usar Facebook se está convirtiendo en un “mundo real”; es decir, todo lo que se pueda plasmar en esta red sería sinónimo de realidad. Dejando atrás el contacto persona a persona y solo reforzando su actividad social en Internet.

A mayor diálogo entre padres e hijos, menor riesgo en las redes sociales.Hoy en día es inconcebible que un adolescente o persona adulta que está en Facebook, deje de subir fotografías, vídeos o no poner comentarios en los muros de los amigos o familiares que están vinculados en esa red.

Las personas se etiquetan en fotos, comentan fotos y no advierten que son vistos por muchas personas que ni siquiera los conocen, debido a una falta de configuración en las restricciones en sus perfiles.

Uno de los errores de aquellas personas poco habituadas a estos entornos virtuales, es que no reparan en “configurar” sus cuentas personales para poner restricciones frente a terceros y proteger así sus datos personales.

Al no considerar “protegerse” queda abierta la posibilidad de que personas desconocidas tengan acceso a su círculo familiar, saber sus datos y actividades cotidianas, debido a que muchas personas usan esta red social para dejar publicado todo lo que hacen o dejan de hacer. Es como un diario personal abierto al público o, en el “mejor de los casos”, abierto a su círculo cercano.

En la investigación de Consumer Reports, mencionada líneas atrás, se encontró también que la mayor parte de las cuentas de menores de edad no eran supervisadas por sus padres. Algo que es alarmante pues los chicos se exponen al uso de programas maliciosos disfrazados de inofensivas encuestas, calendarios para recordar cumpleaños, y un sin número de servicios adicionales, cuyos datos obtenidos va a las bases de datos de los desarrolladores de estos programas. Datos valiosos que pueden ser usados para diversos propósitos ilícitos como el contacto con los menores por ejemplo.

Lamentablemente y a pesar de los filtros que pueda tener esta red social, el riesgo de que roben tu privacidad es latente tanto para niños, jóvenes, adultos y sus familias. Según el estudio de Consumer Reports, se dice que en el año 2010 más de 5 millones de hogares fueron expuestos a algún tipo de abuso. Eso nos da a entender la responsabilidad que tienen los padres de familia para orientar a sus menores hijos de los riesgos de exponerse en esta red social si no se toman las precauciones del caso.

¿Todo lo que subes a Facebook es tuyo?

Mark Zuckerberg es el dueño de todo lo que tú publicas en FacebookEsto es algo que se comenta en foros y en numerosos blogs que abordan el tema de la propiedad de todo aquel contenido que se sube en Facebook. Y es que, por lo general, las personas no leen las numerosas cláusulas de este portal cuando los usuarios se registran.

Es una mala costumbre generalizada el no leer completos los contratos y sus cláusulas.  Solo se marca “acepto” y listo ¿para qué perder más tiempo? Lo que  no saben es que al clicar en ACEPTO, dejaron abierta muchas facultades de Facebook frente a lo que el usuario suba en su cuenta.

¿Pero qué se dice en esas cláusulas? Entre muchos otros puntos se acepta que Facebook sea el propietario exclusivo, perpetuo y que pueda hacer uso global de toda la información fotográfica y audiovisual que el usuario publica en su cuenta.

En otras palabras, esta red social tiene todos los derechos para usar como desee y para todo propósito la información privada que tienes en tu cuenta. Sin contar que si algún día tú quieres dar de baja a tu cuenta y ya no tener nada publicado, pues no lo puedes hacer, pues Facebook no borra cuentas, solo las deshabilita dejando en su portal toda la información, pues según dicen, es por si alguna vez decides reactivarlo. ¿Será por eso?

A continuación citamos parte de las recomendaciones que dio a conocer Consumer Reports para que los menores de 13 a 17 años de edad, usuarios de Facebook, puedan ser sociables de forma segura.

Aprenda cómo ser sociable de forma segura

Supervise la cuenta del niño. Los padres deben unirse al círculo de amigos de sus hijos en Facebook. Si eso no es posible con un adolescente de más edad, vigílelos a través de sus amigos o sus hermanos, como hizo el 18% de los padres encuestados que tienen hijos de 13 a 17 años en Facebook. Los padres deben borrar la cuenta de un preadolescente o pedir a Facebook que lo haga usando su formulario “reportar a un niño por debajo de la edad”.

Utilice controles de privacidad. Aproximadamente uno de cada cinco adultos que son usuarios activos de Facebook dijeron que no habían utilizado los controles de privacidad de Facebook, lo cual los hace más vulnerables a las amenazas. Los controles de privacidad de Facebook quizá no eviten todas las infracciones, pero ayudan. Los usuarios deben configurar todo lo que puedan para que sea accesible sólo para su lista de amigos. Posibilitar una búsqueda pública permite que la foto de los usuarios, la lista de sus amigos, sus actividades y más sean visibles en línea fuera de Facebook.

Desactive la Personalización Instantánea. Facebook ha estado añadiendo sitios a su función de Personalización Instantánea, que automáticamente vincula cuentas a sitios con revisión de usuarios como TripAdvisor (viajes) y Yelp (negocios locales). Los usuarios que no quieren revelar qué ciudades han visitado a sus amigos de Facebook a través de TripAdvisor deben desactivar la Personalización Instantánea, que se activa automáticamente.

Use las aplicaciones con cautela. Aunque Facebook dice en sus normas de privacidad que no comparte información identificable con anunciantes sin permiso, conectarse con una aplicación o con un sitio en línea da acceso a información general. Los usuarios deben revisar la lista de aplicaciones que están usando y definir las configuraciones para cada una. Decida a qué información la aplicación puede tener acceso, cuando sea posible, o quizá elimine la aplicación del todo. Además, los usuarios deben limitar el acceso a su información disponible para las aplicaciones que sus amigos usan.

Para finalizar este informe, hacemos una invocación a los padres de familia y en especial a los peruanos, a que tomen real conciencia de los riesgos que ustedes y sus hijos pueden pasar si no usan adecuadamente esa red social o cualquier otra donde la finalidad es compartir y hacer público en internet muchas cosas personales. Lean atentamente las opciones de restricción de sus perfiles para prohibir que terceras personas invadan su privacidad.

Ser social es inherente al ser humano y es evidente que las redes sociales como Facebook, hagan propicio esta condición bajo sus entornos digitales. Sin embargo, debemos ser inteligentes y decidir qué tanto nos exponemos y qué tanto nos involucramos o hacemos que otros se involucren, a causa de lo que subimos o publicamos.