fragata-francia-en-callao-postFue construida en el año 1992, es un buque de 95 metros de largo y tiene una tripulación de 94 personas, entre ellos 11 oficiales.

La Fragata de Vigilancia francesa Prairial, encargada de luchar contra el tráfico de drogas, inmigrantes ilegales y otros en alta mar, arribó al Perú para estrechar vínculos de amistad y cooperación entre la Armada de ese país y la Marina de Guerra del Perú.

El Capitán de dicho navío Luc Pagés, explicó que uno de los principales motivos de su visita al Perú es “poder trabajar juntos y mejor en aguas del Pacifico en la lucha contra toda clase de actividades ilícitas, como el tráfico de drogas y de personas, así como la pesca ilegal”.

Pagés indicó que la Prairial tiene también entre sus funciones la de reconocimiento del medio ambiente acuático y el control del espacio marítimo, por lo cual establecen vínculos con las Armadas de todos los países para así poder desarrollar posibles ejes de cooperación.

Esta visita se enmarca en un programa que dio inicio este 7 de abril en Papetee Tahití en la Polinesia Francesa y culminará el 21 de julio. Su recorrido los ha llevado a Nicaragua, Panamá, Ecuador, Perú, luego de lo cual enrumbarán a Chile.

Dentro de sus actividades protocolares y sociales, la tripulación participará en una ceremonia de colocación de arreglo floral al monumento del Almirante Miguel Grau, en la plaza que lleva su nombre en el Callao.

A su vez contara con la presencia de la Embajadora de Francia, Cécile Pozzo Di Borgo.

Esta mañana, la tripulación del buque se reunió con una comitiva de la Región Callao, el alcalde del Callao, Félix Moreno y representantes del Comando de las Fuerzas de Superficies de Perú y la Marina de Guerra del Perú.

La Prairial permanecerá acoderada en el puerto del Callao por 5 días. El viernes abrirá sus puertas a la comunidad francesa y a los agregados navales de diversos países.

(Con información de Andina)

A compartir!