presidente-garcia-pide-confianza-en-crecimiento-de-peru-2009-a-2010

(ANDINA).- El presidente de la República, Alan García Pérez, realizó ayer un llamado a todos los sectores para que mantengan la confianza, la fe y la seguridad en que el Perú logrará superar la crisis financiera internacional, e invocó a dar y sacrificar todo con el fin de contribuir a coronar al país como el de mayor crecimiento en todo el mundo.

“Estamos juntos para hacer un llamamiento a la confianza, a la fe y a la seguridad del país. (…) nos sentimos soldados en la acción del Perú. Expresemos nuestra voluntad de entregarlo todo y sacrificarlo todo para lograr que el país pueda mantener en los próximos dos años el sitio que tuvo el 2008”, manifestó

El jefe del Estado expuso esta noche en el Museo de la Nación el “Compromiso por el Crecimiento Económico y el Empleo 2009-2010”, resumen de los objetivos de su administración por mantener el buen momento económico a pesar de la crisis internacional.

El discurso del primer mandatario, brindado ante empresarios, miembros de las pymes, políticos, ministros y congresistas, entre otras personalidades, tuvo como eje central exponer la capacidad del Perú de capear los problemas financieros y su potencial para mantener los niveles de crecimiento y empleo.

En su alocución, también formuló un llamado a la confianza de los empresarios, grandes y pequeños, para enfrentar cualquier dificultad, con la seguridad de que el país cuenta con grandes fortalezas que le permitirán mantener su crecimiento.

Sostuvo que los empresarios no deben tener ningún tipo de temor de invertir, pues “el Perú está bien defendido interna y externamente de los avatares de la crisis”.

Indicó que en el actual momento, el país debe sentirse como si estuviera ad portas de una “gran batalla” contra un adversario poderoso, al que vencerá indefectiblemente, obteniendo la misma gloria que ganaban los ejércitos de la antigüedad ,cuando vencían a un temible enemigo.

Añadió que por ser un país pequeño, el triunfo del Perú sobre la crisis tendrá mucho más mérito, teniendo en cuenta que las grandes potencias mundiales tambalean ante este fenómeno global.

En ese contexto, el jefe del Estado pidió a los hombres de empresa decisión, para hacer negocios sin temor a los resultados; audacia a los inversionistas para poner en marcha sus obras; y velocidad al funcionario público con el fin acelerar los proyectos y evitar sanciones por retrasos o razones “politiqueras”.

Asimismo, se dirigió al pueblo para solicitarle orden, pues –dijo- la tranquilidad social es vital para que las inversiones y los proyectos tengan el efecto deseado de impulsar el crecimiento y el empleo.

A juicio del jefe del Estado, al superar la crisis internacional, el Perú demostrará al mundo la fuerza de su cultura milenaria y que, a diferencia de potencias que demuestran no estar a la altura de las circunstancias, saldrá de la crisis.

Información y foto: Agencia Andina

A compartir!