Jefe del Estado presidió conmemoración por los 150 años de llegada de colonos austro-alemanes a Pozuzo

Fue al presidir en el Gran Comedor de Palacio de Gobierno la ceremonia en la que se conmemoró los 150 años de la llegada de los colonos austro-alemanes a Pozuzo, distrito ubicado en la provincia de Oxapampa, departamento de Pasco, en la selva central del país.

“Al celebrar esos 150 años rindo homenaje a ese grupo de 300, de los que ustedes descienden, y de los que deben tener profundo orgullo de descender, como nosotros y, como presidente del Perú, tengo profundo orgullo de que ellos vinieran por que nos dieron una lección de valor, una lección de fuerza espiritual para vencer todas las adversidades”, afirmó.

Indicó que los colonos austro-alemanes son un ejemplo de constancia y esfuerzo a seguir porque no dieron marcha atrás a pesar de las dificultades que tuvieron que enfrentar.

“Perseveraron, siguieron adelante y eso para nosotros los peruanos sigue siendo un ejemplo de constancia, un ejemplo de esfuerzo”, remarcó.

Al recordar los 150 años de la llegada del primer grupo de avanzada y de trabajo desde Tirol, el mandatario destacó los esfuerzos de esos primeros hombres y mujeres por asentarse en una tierra nueva y desconocida como la peruana.

“Siempre he pensado en este grupo expedicionario Ellos buscaron en otras tierras, libertad y la posibilidad de producir para sus familias, y cuanto habrán sufrido subiendo a las mas altas montañas de nuestro andes para llegar después al calor de nuestra ceja de selva y amazonia, no dieron marcha atrás y perseveraron y ese es un ejemplo de constancia para los peruanos”, detalló.

En la ceremonia, el jefe de Estado distinguió al ministro del Ambiente, Antonio Brack; y al presidente del Congreso del Tirol (Austria), Herwing Van Staa, con la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos en el Grado de Gran Cruz.

En ese contexto, expresó su profundo orgullo y satisfacción por contar con un miembro de Pozuzo en el gabinete como ministro.

“Se que podemos confiar en su ancestro pero también en su sincero amor a la tierra, solo quien ha dejado una situación para ir a buscar otras tierras y conocer otros árboles y otros ríos y ve nuevas vegetaciones y nuevas razas adquiere ese amor profundo a la tierra que es la base de lo que hoy día llaman la defensa del medio ambiente”, recalcó.

El acto culminó con la presentación de danzas típicas de Pozuzo y la degustación del exquisito café cultivado en la zona.

(Información de Andina)

A compartir!