A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0

A un año de haber ocurrido esa trágica tarde del 15 de agosto del 2007, cuando la tierra tembló tan violentamente afectando a las poblaciones de la zona sur de nuestro país, la situación de aquellos hermanos afectados sigue siendo incierta. Sin duda el gobierno y las entidades internacionales han hecho muchos esfuerzos por sacar adelante a estas zonas, pero el tiempo y el hambre nunca esperan. Cualquier avance puede parecer insuficiente para aquellos que viven en carne propia la desdicha de haber perdido su forma de vida a la que estaban acostumbrados, ahora ya no tienen sus propiedades, ya no poseen sus centros de labores, y acaso ya no tienen a sus seres queridos. Todo arrebatado de un solo manotazo.

Para hoy muchas serán las manifestaciones que ayuden a reflexionar sobre este gran problema que aqueja a nuestro país. Y es que vivimos en una zona sísmica y por ende las autoridades tienen la obligación de iniciar campañas continuas de adiestramiento por todos los medios informativos, sobre cómo estar alertas frente a casos de sismo. La manera de organizarnos para hacer frente a una eventualidad de esta naturaleza, que será la diferencia que salvará muchas vidas.

En Ica, ayer salió en procesión extraordinaria la venerada imagen del Señor de Luren, el Cristo Moreno que siempre reconforta frente a la adversidad. Es una fe enorme que le profesan los iqueños, y sin duda alguna las manifestaciones multitudinarias de su devoción son tan grandes como la del Señor de los Milagros en Lima. Una imagen que debe ser respetada y venerada en su propio santuario, tal y como los iqueños la recuerdan.

Como se sabe la semana pasada se presentó la maqueta de lo que será la nueva Iglesia del Señor de Luren y cuando se mostró, sólo se vio una fría representación de paredes planas, muy trapezoidales y angulosas que no representan en nada la tradición de lo que fue el santuario de Luren que data del siglo XVI. En esa maqueta no se contempla esa gran torre con su reloj de forma octogonal y mucho menos su hermosa puerta tallada en la parte frontal. En la maqueta se presenta la frialdad arquitectónica de cualquier infraestructura de servicio público. No de un templo.

Sólo esperamos que se respete la historia y tradición de un pueblo ya bastante castigado por la naturaleza, no vengamos pues a mancillar esta tradición. Sólo se pide la edificación de este templo pero con materiales más seguros y que conserve el mismo patrón arquitectónico como se recuerda por todos los iqueños que están en Perú y el mundo.

Ya es un año que ha transcurrido desde aquella fecha que ha quedado marcado en los anales de la historia, donde se castigó duramente al pueblo peruano. Son muchos los vídeos publicados sobre esa fatídica noche, son muchas las lágrimas derramadas, son muchas las peticiones hechas, son muchas y muchas las privaciones de nuestros hermanos de Pisco, Chincha, Cañete, Ica etc. Ya es demasiado dolor, sólo se espera que las autoridades no se duerman en sus laureles, que este recuerdo del 15 de agosto no quede sólo para tomarse la foto o para que los medios comenten al respecto, que esta fecha sirva para que de una vez por todas, se agilice más los canales de ayuda, los peruanos necesitamos de la unión y solidaridad para salir adelante y eso debe partir desde las cabezas que dirigen nuestro país.

Estos son algunos vídeos que nos refrescarán un poco la memoria de lo ocurrido el año pasado

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0