Fiesta de cruces

El periodista David Reyes nos presenta la siguiente crónica donde una comunidad, a 30 Km. de Cajamarca, se preparan para la festividad religiosa más importante del año, la procesión de las Cruces de Porcón. El fervor religioso y la resistencia física que muestra su población es lo más impresionante del Ande Peruano.

Un total de 42 comunidades se prepara para ese día, construyen grandes cruces de madera adornadas con flores, artesanías e imágenes religiosas, por lo cual lo convierten en pesados estandartes.

A medianoche del sábado, salen en procesión desde sus pueblos y caminan durante 6 horas hasta llegar a la casa del mayodormo de turno al despuntar el alba, donde dicen que los espera Cristo.

La imagen de Cristo es montada sobre una burra y cada pueblo marcha detrás de su cruz para seguir con la extenuante caminata de 4 horas en medio del lodo por la reciente caída de lluvia. Rezos y cánticos como letanía acompañan a la procesión, hasta llegar a la iglesia de Porcón para celebrar la misa de Domingo de Ramos.

Cajamarca es un lugar turístico por excelencia, dos de sus destinos se disputan el concurso de las maravillas del Perú, el Cumbe Mayo con su extenso bosque de piedras milenarias con formas humanas, y el Baño del Inca, con sus aguas termales medicinales que son utilizadas en un moderno tratamiento de hidromasajes y relajación. Además el turista encuentra hospedajes de primera y discotecas con mucha diversión.

Porcón

La granja Porcón es un fundo de más de 12 mil hectáreas, cuyo éxito se basa en la fe evangélica, y prueba de ello se puede ver en cada rincón del lugar donde una cita bíblica marca la hoja de ruta a seguir.

Es la única hacienda que sobrevivió a la reforma agraria donde su principal actividad es la ganadería y la forestación. El turista puede disfrutar del lugar, siendo participe de ordeñar las vacas, pescar su propia comida y dormir en un pequeño bungaló bajo el calor de la chimenea y con la vista de un paraíso frente a su ventana.

Fuente:
Canal: Frecuencia Latina