Muchas academias de baile se pueden encontrar en la Capital y para todos los gustos. El siguiente reportaje del programa Cuarto Poder de América Televisión, nos muestra dos de los ritmos que el público le da su mayor preferencia: la salsa y la danza árabe. Según testimonios de los mismos bailarines la practica de estos movimientos sensuales les causa placer y felicidad, y algunos de ellos buscan complacer a sus propias parejas en cuanta ocasión se les presenta para demostrar lo aprendido.

Cuarto Poder visitó varios locales donde se enseña a bailar profesionalmente. Una de estas academias está ubicada en el distrito de San Miguel, donde Luis López, profesor de baile, contagia a sus alumnos el gusto por el movimiento. Asimismo, ha tenido oportunidades de salvar la relación de muchas parejas con este ritmo alegre y contagiante.

El profesor López asegura que el secreto es el método. “Así una persona no tenga ritmo, puede bailar de una manera matemática porque la salsa tiene marcas”, señaló.

Y en otro lugar de la ciudad, precisamente en el distrito de Lince, hay otra academia de baile donde se enseña el arte de una danza que llega desde El Oriente y que ganó muchas adeptas desde que la cantante Shakira la hiciera popular, estamos hablando de la danza árabe.

Miluska Guanilo conocida como “Luna” es la profesora de la academia “Luna Dance” ubicada en el distrito de Lince, quien aprendió y cultivó todas las destrezas propias de una odalisca y que ahora se los transmite a sus alumnas que aspiran a ser como ella con la práctica y el esfuerzo.

Y no podía faltar las clases de baile en la calle, donde César Trujillo conocido como “Salserín” ha creado el curso de salsa dentro de un metro cuadrado en una vereda, además de ofrecer su manual de salsa chalaca.

Fuente
Canal: América Televisión