La Casa Garcilazo de la ciudad de Cusco tuvo como visita al premio Nóbel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, para apreciar la exposición del Señor de Wari, que se ha descubierto hace poco tiempo en Espíritu Pampa, en Vilcabamba.

El escritor quedó sorprendido y le pareció interesante saber de la expansión de la cultura Wari desde Ayacucho hasta la selva cusqueña.

Es así que el autor de El Sueño del celta, en compañía de su esposa Patricia y del viceministro de Cultura, Bernardo Roca Rey, entre otras personas, felicitó a los arqueólogos responsables de este hallazgo y a la Dirección regional de Cultura de Cusco por este “gran descubrimiento”, expresó.

Por otro lado, el novelista no quiso hablar sobre los candidatos presidenciales en la víspera del debate, agregó que no hablará de temas políticos.

Se supo por medios de prensa locales que previamente a la visita a la Casa Gracilazo, Vargas Llosa estuvo en el sitio arqueológico de Choquequirao.

(Fuente y Foto: Andina)

A compartir!