A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0

En este informe reflexionemos un poco sobre la conveniencia de usar una tarjeta de débito o usar dinero en efectivo para nuestros gastos diarios.

En la mañana escuchamos en una emisora local un comentario sobre si es adecuado salir de compras con dinero en efectivo o mejor sería tener una cuenta de ahorros en algún banco y portar una tarjeta de débito para hacer nuestros gastos. Por cuestiones de seguridad a nuestro parecer sería mejor optar por lo segundo a todas luces; sin embargo en nuestro país no está generalizada la posibilidad de asistir a algún comercio y pagar con tarjetas de débito.

Desde nuestro punto de vista, sí es recomendable hacer compras con el uso de las tarjetas de débito y es más, se podría decir que bajo esta modalidad podríamos administrar mejor nuestros gastos y protegernos de eventuales hurtos como cuando cargamos dinero en efectivo en la billetera. Aún si nos ponemos en el escenario que nos sustrajeran la tarjeta, pues con una simple llamada al banco se podría bloquear la tarjeta y listo. En cambio si nos sustraen nuestro dinero en efectivo, pues, ahí si difícilmente podremos recuperarlo.

Es por eso la gran ventaja de usar una tarjeta de débito en lugar de cargar efectivo. El único inconveniente es que necesariamente tendremos que asistir a los grandes centros de comercio para poder usarlos pues, en la bodega de la esquina, es poco probable –cuando no imposible – que tengan un “Terminal POS” para que podamos usar nuestra tarjeta de débito.

Para las personas que no conocen qué es un “POS” pues son las siglas de “Point of sale Terminal” o Terminal de punto de venta, que es un pequeño dispositivo electrónico que usa el operario vendedor para deslizar nuestra tarjeta a través de una ranura lectora. Luego de eso el vendedor digita el número de la tarjeta y el monto de compra del cliente para que posteriormente el “POS” verifique la cuenta con el sistema bancario afiliado y una vez verificado la viabilidad del pago, el operador nos dice que digitemos nuestro “PIN” o clave secreta. Con esto último ya estamos dando por finalizada la transacción de compra, pues al digitar de forma privada nuestra clave en el “POS”, le estamos autorizando al banco a que cargue a nuestra cuenta el pago de nuestro consumo en dicho establecimiento de comercio.

Este dispositivo electrónico (POS)  finalmente imprime un “voucher” o comprobante donde se demuestra que el pago electrónico fue realizado.

Pero seamos optimistas, pensemos que en un futuro cercano todos los establecimientos de comercio formales en Perú, desde el más pequeño hasta los grandes, que desde luego ya usan esta forma de pago, pues, los acepten y se afilien de forma generalizada. Bueno eso sería un ideal que ayudaría a la seguridad de la ciudadanía y les ayudaría a saber administrar mejor su dinero y no malgastar cuando se tiene el efectivo disponible.

Sin embargo y a pesar de la conveniencia del uso de las tarjetas de débito, se tiene que tener mucha precaución en su uso, desde que se obtiene la tarjeta cuando se abre una cuenta de ahorros por ejemplo; hasta su uso en nuestra vida diaria. Por eso enumeraremos algunos puntos a considerar muy importantes.

  • A penas reciba una tarjeta de débito fírmela, memorice y proteja su número de identificación personal.
  • Nunca deje a la vista de todo el mundo los recibos donde aparezca información de su tarjeta de débito. Todo documento que le entreguen del banco por la creación de su cuenta de ahorros, pues debe guardarla en un lugar seguro para cualquier consulta futura.
  • Usted debe anotar el número de la tarjeta y el teléfono del banco emisor, y guardar la información en un lugar seguro donde pueda encontrarlos en caso necesite llamar para avisar el robo o extravío de su tarjeta.
  • Debe tener mucho cuidado de no exponer la banda magnética de su tarjeta a elementos que puedan causarle daño o desmagnetizarla. Si eso ocurre pues virtualmente estaría inutilizando la tarjeta pues en esa banda el banco a grabado información muy importante de su cuenta.
  • Sobre el punto anterior, pues les recomendamos no colocar su tarjeta encima o próxima a parlantes de su equipo de sonido o cerca o encima del televisor. Tenga la seguridad que exponer su tarjeta a esas fuerzas magnéticas poco a poco irá deteriorando la información de ese dispositivo de pago.

De todo lo dicho podemos rescatar un mensaje para todos los comerciantes de la multiplicidad de negocios que existen en Perú, y es que lo más importante en un negocio son sus clientes y si los clientes son lo más importante, entonces ¿por qué no darle la facilidad de que pueda pagar con tarjetas de débito? Tal como lo mencionamos líneas arriba, todo comercio formal hasta el más pequeño debiera tener estos Terminales POS en donde el cliente pueda realizar sus transacciones con el uso de sus tarjetas de débito. Así sea un puesto de mercado, pues les convendría estar afiliado a estos modernos sistemas de pago, y con eso se generarían nuevos volúmenes de operaciones que enriquezcan sus propios negocios.

(Foto portada: imagendelgolfo.com.mx)

A compartir...Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on StumbleUpon0