En busca de la conservación del medio ambiente, se ha construido el primer mototaxi solar del país por un investigador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

Esta iniciativa novedosa fue implementada por Dr. Werner Pacheco Luján, docente e investigador de la UNMSM, en la Facultad de Ingeniería Electrónica y Eléctrica (FIEE), quien ha hecho algunas modificaciones a este vehículo para eliminar la emisión de dióxido de carbono que daña el medio ambiente y así reducir la contaminación sonora provocada por sus motores.

El los últimos años, los mototaxis se han incrementado muchísimo en nuestro país, son vehículos que se usan con bastante frecuencia y son a la vez, altamente contaminantes debido a las características de su motor y el combustible que utiliza.

Un renovado mototaxi

Este mototaxi funciona con energía solar por los paneles que se encuentran acoplados en el techo de la carrocería y que están conectados al motor directamente, a su vez esta energía recolectada sirve para recargar las baterías que le servirán en los días que no haya sol o es de noche.

Ambas fuentes funcionan por separado. “Es más eficiente porque cada una es independiente; cuando hay sol, funcionan los paneles solares, pero cuando está nublado, solo funciona la batería”, agrego Pacheco.

Asimismo, el investigador aseguró que el vehículo alcanza una velocidad de 50 kilómetros por hora, la batería tiene una vida útil de tres a cinco años pudiendo recorre hasta 120 kilómetros en promedio total antes de que se necesite ser cargada.

Sin embargo, se tomó en cuenta que Lima, por ser una ciudad constantemente nublada, las baterías tendrían que ser modificadas y se piensa la posibilidad de ser recargadas con hidrógeno, permitiendo, de esta manera, una energía limpia y más barata que el combustible con hidrocarburos. Por otro lado, también podría utilizar pedales.

Se necesita Financiamiento

A comienzos del proyecto, Pacheco señaló que se contó con la ayuda de la empresa sueca Skyllermarks, el cual se dedica a realizar proyectos para la conservación del medio ambiente, y que proporcionó los paneles solares del mototaxi. Pero esta empresa no pudo seguir con la ayuda por la crisis económica.

Hasta el momento no ha habido alguna ayuda económica de entidades privadas o públicas. “Este proyecto me tomó más de cuatro años llevarlo a cabo, porque no he recibido apoyo económico, lo he avanzado solo”, indicó.

Mientras tanto, el investigador y su equipo de estudiantes están enfocados en conseguir la patente de este nuevo prototipo ya que considera que sin una patente, no hay interés de posibles inversionistas. “Los empresarios se desaniman cuando ven que la patente es de San Marcos, ya que eso los obliga a pagar un porcentaje por los derechos”, agregó.


(Fuente: El Comercio; Fotos: grupoeducativa.blogspot.com, )