Peruenvideos.com un sitio web con noticias y videos peruanos.

Al acercarse la temporada veraniega la PNP toma medidas para asegurar la tranquilidad y protección a los bañistas.

(Vía Andina) Las comisarías ubicadas en el litoral limeño comprendido entre Huacho y Cañete, que actualmente cuentan con 15 policías cada una, serán reforzadas durante la época veraniega hasta contar con 100 agentes, anunció hoy el jefe de la Sétima Dirección Territorial de la Policía Nacional, general Oswaldo Hernández.

Indicó que la medida forma parte del Plan de Seguridad Verano 2010 que la PNP pondrá en marcha entre el 15 de diciembre y el 15 de abril próximo, para brindar seguridad a los miles de bañistas que van en busca del sol y el relax.

En conferencia de prensa, Hernández detalló que el plan contempla la vigilancia, seguridad, el control y ordenamiento del tránsito en 90 playas comprendidas en 396 kilómetros del litoral.

Adicionalmente, la Unidad de Servicios Especiales reforzará la seguridad en las playas colocando a 30 agentes policiales en cada distrito, a lo que se agregará el despliegue de las unidades de emergencia y de rescate, y el personal policial de tránsito de la Sétima Región.

Mencionó también la participación de 700 policías de la Unidad de Salvamento Acuático de la PNP, entre hombres y mujeres, que prestarán auxilio a los bañistas que tengan problemas.

En ese sentido, invocó a los veraneantes ayudar a que el verano transcurra sin mayores contratiempos, respetando las medidas de seguridad y la señalización; por ejemplo, no ingresando al mar si acaban de ingerir alimentos o si han bebido alcohol.

Dentro del plan de seguridad se colocarán banderas señalizadoras de aviso sobre el estado del mar (roja, amarilla y verde), y se emprenderán de manera inopinada operativos de control de alcoholemia.

Esta tarde, la Unidad de Salvamento Acuático hizo una demostración de rescate de bañistas, inclusive con un helicóptero y con un paramotor (parapente con motor), que ha sido facilitado por la municipalidad de Barranco para las tareas de vigilancia y rescate, modalidad que por primera vez se usará como experiencia piloto.