soufle de coliflor

Una receta sencilla y rápida son los soufflés o también llamados suflés, que son elaborados a base de claras a punto de nieve y mezcladas con bechamel ligera y yemas de huevo.

La palabra soufflé proviene del verbo francés soufler que quiere decir “soplar” o “inflar”. La técnica de su preparación siempre es parecida a pesar que pueden ser salados o dulces. Es cocido en el horno y son servidos en el mismo recipiente. Hay cazuelitas especiales para el suflé llamados ramekin.

Para preparar el soufflé se necesita:

300 gramos de coliflor
200 miligramos de leche entera
100 gramos de queso rallado a temperatura ambiente
30 gramos de harina
1 cucharadita de nuez moscada
3 huevos
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación:

En primer lugar la coliflor se cocina, hacerla puré y reservar.
Batir las yemas hasta ponerlas a punto de nieve.
Para hacer el bechamel: coger un recipiente y poner un poquito de aceite, añadir poco a poco la harina y la leche, sin parar para que no se hagan grumos. Agregar sal, pimienta y nuez mocada.
Mezclar el puré de coliflor con el bechamel y dejar cocer algunos minutos. Retirar del fuego y con cuidado agregar las yemas, el queso. Reservar un poco de queso para los moldes.
Esta mezcla juntarlas con las claras montadas y hacer movimientos envolventes. Colocar en los moldes previamente engrasados y espolvoreados con queso rallado.
Poner en el horno por 20 minutos a 180º. Servir a penas se saque del horno pues al enfriarse va bajando lo esponjoso.

En el siguiente vídeo se muestra más claramente cómo se puede preparar un soufflé de coliflor, que resulta ser fácil y delicioso.


(Fuente: directoalpaladar.com, apetece.com; Vídeo: Youtube-dominotucuman)