¿Sabía usted que muchos edificios en Lima ya tienen un jardín en la azotea?. Estos son capaces de retener una importante cantidad de CO2 y además producir una calefacción natural a quienes habitan en ese inmueble.

Esto ya es una realidad en edificios tanto en el distrito de San Isidro como en San Miguel con el novedoso proyecto Techo Verde, un espacio parcial o totalmente cubierto de vegetación donde se hace uso de la tecnología para que cumpla una función ecológica, mejorando el hábitat o ahorrando el consumo de energía.

¿Cómo funciona?

Este sistema es automatizado de muy bajo riego. Se coloca primero láminas para el aislamiento térmico y que soporta el peso de la tierra y las plantas sin deformarse, además de impermeabilizar el propio edificio. Esta lámina geotextil antirraíces colocada bajo tierra evita filtraciones de arena que obstruyen los drenajes e impide que las raíces dañen elementos inferiores de la construcción.

Generalmente son sembradas diversas plantas xerófilas, es decir plantas que no necesitan mucha agua, en los que se utiliza un sistema de regado por goteo automatizado.

Este proyecto es una iniciativa que bien podría ser replicado en proyectos inmobiliarios en cualquier lugar del Perú, pues contribuyen a aminorar los daños que surgen por la emisión de gases contaminantes. “Con esta propuesta, queremos convertir los techos de Lima en los techos de una ciudad del primer mundo”, expresó el alcalde del distrito de San Miguel, Salvador Heresi en la página de Facebook de su comuna. Además invita a otras municipalidades replicar este programa que beneficia a la ciudad en la mejora de la calidad del aire, el ecosistema, además de embellecer el paisaje de la capital.

No todos los edificios pueden tener Techo Verde

Para contar con este proyecto, el edificio debe tener mayores requisitos estructurales. Tal es así que los edificios ya existentes no pueden ser modificados pues no soportarían el peso del suelo y la vegetación. Asimismo, el costo de mantenimiento aumentaría de acuerdo al tipo de techo. Muy importante es la impermeabilización al agua y a prueba de raíces por lo que puede elevar el costo de instalación.

Más Techos Verdes en el Mundo

Por su parte, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, cuya sede está ubicada en México, inauguró recientemente la azotea verde más grande de Latinoamérica con la finalidad de fomentar la conciencia ecológica entre sus trabajadores y el público en general. Esta azotea verde cuenta con 5 mil metros cuadrados con gran variedad de plantas, 300 metros de pista para trotar y un espacio para el ejercicio del yoga.

Mientras que Suiza tiene uno de los techos verdes más antiguos de Europa, creado en 1919.

Techo Verde en el siguiente vídeo:

(Fuente: Andina, wikipedia; Foto: Facebook-Municipalidad de San Miguel; Vídeo: Youtube- PrensaJN19)