(Vía Andina) El director regional de Comercio Exterior y Turismo de Cusco, Víctor Hugo Pérez, sostuvo hoy que esperan que en junio, mes que forma parte de la temporada alta turística cusqueña, la llegada de visitantes haya vuelto a la normalidad.

Declaró a la agencia Andina que con la reapertura de la vía férrea Piscacucho-Machu Picchu y de la ciudadela incaica empieza una recuperación paulatina del sector.

Señaló que el último lunes, durante la salida en procesión del Señor de los Temblores en la ciudad de Cusco, se observó una masiva participación de la población, además de viajeros nacionales y extranjeros.

“Lo visto permite augurar un pronto restablecimiento de la capacidad de la oferta turística que tiene Cusco para el mundo”, manifestó.

Recordó que por el momento el servicio de trenes hacia la ciudadela incaica presenta algunas limitaciones, como el hecho de ser solo autovagones, pero estiman que en un mes se brindaría servicios adicionales con trenes de mayor capacidad.

Ello, refirió, dependerá de los avances en los trabajos de rehabilitación de la carretera Cusco-Ollantaytambo, que fue seriamente dañada por la crecida del río Vilcanota a consecuencia de las lluvias.

Los daños en la vía férrea, registrados a fines de enero pasado, motivaron el cierre temporal del santuario incaico de Machu Picchu, lo que implicó un descenso en los niveles de recepción de turistas en Cusco.

Ante el ello, Ministerio de Comercio Exterior y Turismo lanzó la campaña Cusco Pone, por la cual se ofrecen pasajes, hoteles y restaurantes con precios rebajados. Inicialmente estuvo dirigida a los peruanos y luego se amplió al público latinoamericano.