monumento histórico en La Libertad

A sólo cien metros de la Plaza Mayor de Trujillo, en el departamento de La Libertad, se construyó en 1645 y en uno de los amplios solares, la Casa de la Emancipación, bajo la orden de Juan Martínez de Escobar.

Tras pasar por muchos propietarios, en 1820 pasa a manos del Marqués José Bernardo de Torre Tagle, quien estableció en esta casa la sede de la Intendencia de Trujillo, y gestó, en secreto, la emancipación de la intendencia, en apoyo a los planes del general José de San Martín.

Fue el 24 de diciembre de 1820 que acuerdan declarar la independencia de Trujillo y proclamarla el día 29, cuando el intendente Torre Tagle sale de esta casona rumbo al cabildo acompañado por ilustres vecinos y es recibido por el Alcalde Manuel Cavero y Muñoz, junto a Don Tiburcio de Urquiaga, efectuándose la proclamación con la firma del acta.

Asimismo, este recinto fue sede del Primer Congreso Constituyente en 1823 y Casa de Gobierno con Riva Agüero.

casa de Riva Aguero en Trujillo

La casa posee una estructura virreinal, pero modificado al neoclásico después de la independencia del Perú, el cual luce hoy en día. Su portada y ventanales están enrejados con filigrana.

Sus salas están abiertas de manera permanente, donde se puede apreciar una maqueta del Centro Histórico de Trujillo durante la época colonial, en la cual se aprecia la muralla que rodeaba la ciudad, para protegerla de corsarios y piratas; además de exposiciones artísticas y conferencias culturales.

Restos de pinturas de estilo rococó del fines del siglo XVII se encuentran en el zaguán. Mientras que en el primer patio se observan columnas y rejas trujillanas de ventanas interiores. En su Salón Principal se conserva el techo artesonado propio del barroco, además se exhibe la original Cédula Real, firmada en 1537, en Valladolid por el emperador Carlos V, que otorga su escudo de Armas a la Ciudad de Trujillo.

En la sala “César Vallejo”, se aprecia la colección completa de las obras de este vate insigne, donada por el editor Juan Mejía Baca, que exhibe libros sobre su vida, la producción literaria y gran cantidad de libros de muchos autores de diversos países.

También se exhiben las llamadas “aguadas” que fueron mandadas a pintar a fines del siglo XVIII por el Obispo Martínez de Compañón.

En tanto, en el segundo patio hay una pileta de mármol de Carabamba, rodeada por jardines y al fondo el comedor llamado “refectorio” en la época republicana.

Cómo llegar:


Ver mapa más grande

Cada una de las salas de la Casa de la Enmacipación es mostrada en el siguiente vídeo, destacando algunas de sus principales exhibiciones:


(Fuente: mincetur.gob.pe, enperu.org; Vídeo: Youtube-Gabriela Galvez Rivera)