Castillo Unanue de Cañete, una hermosa mansión republicana

Castillo Unanue de Cañete, una hermosa mansión republicana
Castillo Unanue de Cañete, una hermosa mansión republicana

Uno de los símbolos turísticos de Cañete es el Castillo Unanue a pesar de tener que soportar la indiferencia de las autoridades y los movimientos sísmicos que lo acercan más a su pronta destrucción.

Este imponente castillo se levanta en medio de la campiña a orillas del río Cañete, asentado sobre una huaca artificial pren inca. Se cree que su construcción haya costado unos mil pesos de oro, lo que equivale a un millón de dólares en estos tiempos.

Por su construcción, es el único de su género en América del Sur, sólo comparado con el castillo del emperador Pedro IV de Brasil, cerca de Río de Janeiro.

Ocupa un área de 13.489 km2 y se distinguen tres zonas diferentes: la primera corresponde al castillo propiamente dicho y consta de salas, comedor, dormitorio y servicios higiénicos.

Parte externa el Castillo Unanue en San Vicente de Cañete

En esta parte se ubica también el ingreso al túnel que  conduce al sótano, considerado como a primera cárcel de Cañete. Al oeste se encuentra la capilla. La segunda sección comprende un extenso jardín, y en la tercera estaban los servicios y depósitos, que tenían un gran patio central.

A pesar de su cercanía a Lima y de la notable importancia histórica que tiene, muy poca gente de la Capital conoce esta hermosa mansión republicana. Sus paredes están pintadas en forma rectangular y cuadriculada en los altos.

Los tonos de los paños son distintos y de colores pálidos. Sólo el yeso, el barro, el calicanto, la cañabrava y el cuero de res son materiales de la región de Cañete.

De todas las mansiones campestres, ninguna como este raro Castillo. Un Castillo que no pertenece al paisaje de Cañete, un lugar ajeno, transportado de la fantasía, imposible de habitar en estos tiempos.

Un poco de historia

Torre del Castillo Unanue en San Vicente de Cañete

El tataranieto de Hipólito Unanue, don Eugenio Alarco Larrabure contó por el año 1999 cuando tenía 91 años, que José Unanue de la Cuba (hijo de Hipólito) hizo un viaje al río Rin de Alemania y compró uno de los castillos que había en la ciudad de Baviera,.

“Tomó uno de los barcos que por esos días se enrumbaba al Perú y aprovechó para trasladar gran parte del castillo. Trajo ventanas, puertas, muebles, vidrios, mármoles, rejas, y lo desembarcó directamente en el muelle de Cerro Azul”.

Su construcción comenzó en 1843 y concluyó en 1900. “Sesenta años tardó para que “Pepe” hiciera realidad el sueño de tener la residencia más suntuosa de la costa peruana, en la memoria de su padre”, recordaba el anciano descendiente del sabio, mientras nos ilustraba con fotografías en blanco y negro del castillo de los primeros años de 1900.

A raíz de ser una mansión impresionante, muchos distinguidos personajes la preferían por su hospitalidad como Ernest Middendorf, Alexander von Humboldt, Benjamín Vicuña Mackenna, Antonio Raimondi y Jorge Basadre.

El terremoto ocurrido el 15 de agosto de 2007 removió significativamente sus estructuras. Con la reforma agraria, hubo saqueos y desaparecieron el jardín botánico y animales como aves y reptiles.

Desde 1972, el Castillo Unanue es Monumento Histórico Nacional a cargo del Instituto Nacional de Cultura, , pero son los trabajadores de la ex Cooperativa Agraria de Usuarios Cerro Blanco Unanue quienes administran el palacio republicano.

Buscando su restauración

Para la rehabilitación del castillo, según estudios, y ofertarlo al turismo demandará unos seis millones de dólares. Si así como está es impresionante, ya restaurado sería otra cosa.

Para la periodista alemana y filóloga de la lengua española, Verena Görtz estuvo en Cañete y dijo que “es asombroso saber cómo este castillo llegó hasta aquí, y por qué tanto esfuerzo para traerlo y después dejarlo abandonado”.

Además en su documentación está incluyendo la leyenda oral de los tres túneles en los subterráneos del castillo. Se dice que uno conecta con la Hacienda Montalbán a 3 kilómetros; el otro con la Hacienda Arona a 5 kilómetros, y de allí hasta Cerro Azul a 10 kilómetros; el tercer túnel tendría salida en la playa de Cochahuasí a 3 kilómetros.

Cómo llegar

El Castillo Unanue se encuentra en San Vicente de Cañete, Km. 145 de la Panamericana Sur. A hora y media de Lima y a sólo tres minutos de San Vicente de Cañete.

Si te encuentras en las Plaza de Armas de Lima, partiendo de allí en auto te tomará llegar en un tiempo aproximado de 2 horas y 15 minutos por la carretera Panamericana Sur. Google Maps te indica el recorrido. Observa el siguiente recuadro.

Vídeo del Castillo Unanue

Recorre este castillo que incluye desde sus salones, balcones hasta los calabozos para los esclavos, en el siguiente vídeo del canal de Paul Efe en Youtube. Agradecemos la información a huaral.pe para la realización de este post.

¿Has visitado algún castillo? ¿Hay muchos castillos en tu ciudad? ¿Cuál es el más conocido o famoso? ¿Que te ha parecido el Castillo Unanue? ¿Te animaría a visitarlo?

Estaremos gustosos en recibir cada una de tus respuestas y todo lo que quieras contarnos acerca de este lugar. Por lo que te hemos dejado un recuadro para que allí nos escribas y que finalmente, tus opiniones formen parte de este interesante artículo. Compártelo por favor en las redes sociales. Gracias por la visita.

Deja una respuesta