Moyobamba, considerada la “Ciudad de las Orquídeas”, es la capital de la región San Martín y la más antigua de la Amazonía. Esta urbe tropical se encuentra a 2 horas de la ciudad de Tarapoto, a 860 metros de altura y con un agradable clima.

Fue fundada en 1540 como Santiago de los Ocho Valles. Durante la conquista, Moyobamba fue el centro de operaciones de los españoles para sus incursiones a la selva. En 1850 funcionaron consulados de diferentes países del mundo.

Actualmente, Moyobamba es una ciudad dinámica donde se puede apreciar muchas motos como transporte. En los últimos años, desde que fue catalogada como maravilla natural del Perú, su estructura y servicios han mejorado como por ejemplo el viejo hotel de turistas.

Es recomendable pasear por su ciudad y no puede deje de probar los aguajes, una de sus tantas frutas típicas que crecen en las palmeras y es del agrado de la gente de ese lugar y también de los guacamayos.

En los últimos años, el turismo creció en la parte norte de Moyobamba desde que la carretera Fernando Beláunde Ferry fue la principal fuente de ingreso, ahora es fácil acceder a los diversos lugares naturales que existen, donde el turista se queda sorprendido al no necesitar hacer largas travesía para conocerlo.

Los Miradores o Puntas de Moyobamba

Por ejemplo existen los Miradores o Puntas, como San Juan, a diferencia de otras ciudades amazónicas, Moyobamba no está rodeada por un bosque, sino que se halla en una meseta a 10 metros del río. Y desde el malecón se obtiene una maravillosa vista del paisaje, del valle Altomayo y del río Mayo.

A poca distancia está otra punta llamada Tahuishco, lugar donde se puede pasear frente a la Cordillera Azul y es el favorito de locales y turistas, allí encuentra dulces típicos, refrescos y la mejor vista. En los feriados y fines de semana la gente se reúnen aquí para tertulias, comer y beber.

En la selva, los pobladores tienen la costumbre de comer fuera de las casas, disfrutando el aroma de las parrillas que se ven por todos lados con plátanos asados, juanes, pescados, cesinas, entre otros.

Los concurridos baños termales

Moyobamba posee baños termales como San Mateo a 5 minutos del centro de la ciudad. La gente llega a este lugar desde tempranas horas de la mañana. Sus aguas calientes son de 32 a 42 ºC, distribuida en varias pozas y piscinas. En la selva hace calor por eso no todas sus pozas son calientes.

Otro de sus baños termales es el Oromina, a tan solo 8 kilómetros de Moyobamba, en las faldas del cerro del mismo nombre, conformado por dos pozas naturales con aguas sulfurosas que emergen del suelo, muy recomendadas para sus propiedades terapéuticas y curativas, como enfermedades de la piel y problema digestivo.

La Ciudad de las Orquídeas

Para conocer el motivo por el cual se le considera a Moyobamba como la “Ciudad de las Orquídeas” es necesario visitar un vivero. Se trata de plantas muy evolucionadas y exóticas que se han adaptado a su entorno, aunque difícil de cultivar. En esta parte del país existen 3500 especies y son únicas

Es una fuente importante de turismo, por lo cual se celebra cada año, a fines de octubre el “Festival de la Orquídea”.

Cabe resaltar que esta planta viven en todo el mundo menos en los glaciares y aquí se le encuentra en todas las formas, texturas y fragancias.

Está prohibido el comercio de estas especies que provienen de los bosques, pero no de los viveros, la cual se ha convertido en una propuesta inteligente de desarrollo sostenible.

Punta de Tahuishco en Moyobamba en el siguiente vídeo:

(Fuente: Youtube-TVPerú Televisión Peruana; Foto: san-martin.com, peruvianorchids.com, altomayoperu.com, viajeros.com, meescapedecasa.com; Vídeo: Youtube-Rolando Vela)