La Isla Umayo en Puno

En medio de áreas pantanosas e inundados pastizales a 35 kilómetros al noroeste de la ciudad de Puno, observamos a la Laguna de Umayo que tiene una profundidad de 14 metros y es de agua dulce, con ingreso principal desde la Comunidad Campesina de San Antonio de Umayo del distrito de Atuncolla, por lo que hay gran afluencia de turismo.

La palabra Umayo proviene del quechua “cabeza del río”, y del aymara “lugar para tomar agua”. La fauna de la laguna está conformada por la rana andina y peces como la trucha, pejerrey, mauri y carachi, además de aves como gaviotas, patos, huallatas, zambullidores, gallaretas, garzas, yanavico, pariguanas, perrito de agua, tiulinco, entre otros.

De manera permanente, en el lugar hay extracción de totora, actividades de agricultura y pastoreo, pero limitadamente, debido al crudo clima. El nivel de agua es muy variable, siendo su nivel más bajo entre los meses de julio y septiembre.

En la parte central de la laguna se encuentra la Isla Umayo, conocida también por algunas personas como Intimoqo. En sus 125 hectáreas cuenta con su propia flora y fauna. Entre los animales que se aprecian en esta isla son los venados, guanacos, vicuñas, los patos silvestres, las huallats, vizcachas, tiquichos entre otros.

En tanto, en la parte alta de la isla, precisamente sobre la planicie rocosa, hay una gran cantidad de círculos de piedras conocidas como “cistas”, o mausoleos pre incas e incas bajo tierra, de uno hasta 8 metros de diámetro.

En los alrededores de la laguna hay muchas comunidades campesinas y asentamientos humanos con actividad minera como La Mina y Los Rosales.

En la localidad llamada Atuncolla se lleva a cabo una serie de actividades que se relacionan con el turismo vivencial, donde el visitante conoce el modo de vida de los pobladores, quienes demuestran la siembra de productos, la crianza de cuyes, actividades de pastoreo de animales domésticos y agricultura y la elaboración de tapices con lana de oveja y alpaca.

Dentro de sus festividades se celebra el día de San Pedro y San Pablo cada 29 de junio, cuyos festejos y ceremonias de ofrenda a la laguna, son con la intención de que haya abundancia de peces.

Por otro lado, existe una leyenda entre muchos, que narra que las lágrimas de la princesa Ururi son consecuencia del agua salada, que fueron vertidas al perder a su amado. Ante este tremendo dolor, hubo sequía y hambre pues el Sol se ocultó. Los padres sintiéndose culpables rogaron el regreso del Sol y las lágrimas llegaron a la laguna haciéndola más salada. Pero con el paso del tiempo, el agua se hizo menos salada para que se procreen los peces.

Cómo llegar:

La laguna de Umayo está ubicado a 34 kilómetros al noroeste de la ciudad de Puno, en el departamento del mismo nombre.


Ver mapa más grande

La Laguna de Umayo se muestra en el siguiente vídeo, donde se aprecia su proximidad con las Chullpas de Sillustani y la Isla de Umayo en su parte central.

(Fuente: mincetur.gob.pe, peru.travel; Vídeo: Youtube-viajeroalb1)