Iglesia de San Pedro

Uno de los ejemplos más sorprendentes y de gran belleza en el arte religioso andino es la iglesia de San Pedro de Andahuaylillas, que ha recibido la denominación de “la Capilla Sixtina de América”, ubicado en un pequeño pueblo de la provincia de Quispicanchi, a 45 kilómetros aproximadamente de la ciudad del Cusco.

Según los restos de construcciones, este lugar habría sido un asentamiento inca y en tiempos de la colonia se instalaron personalidades de importancia por su fértil campiña cercanas al Vilcanota, por lo que ahora se puede apreciar algunas casonas que todavía se conservan.

Este pueblo acogedor de menos de 5 mil habitantes, posee esta iglesia levantada sobre una plataforma, con una capilla abierta en forma de balcón y un campanario de maciza planta cuadrada y tres desnudas cruces que se levantan en el atrio, cuyos podios escalonados, según se dice, representan la antigua chakana, o cruz andina, o incluso, en su forma tridimensional, tres apus, o dioses de la montaña sagrada. En su interior consta de una sola nave con capillas laterales y paredes anchas de barro.

exterior de la Iglesia de Andahuaylillas

Mientras que el exterior es de estilo renacentista, el interior es barroco, con abrumadora presencia ornamental. El techo recubierto con decoración de estilo mudéjar y motivos frutales y florales, revestido con pan de oro, abundantes lienzos que en su mayoría son obras del pintor limeño Luis Riaño como la “Crucifixión”, “El bautismo de Cristo” y el “Arcángel San Miguel”. El cuadro de la Virgen del Rosario, que se encuentra en el altar mayor, se le atribuye a Diego Quispe Tito. Además hay cuadros anónimos de la Escuela cusqueña de pintura, de Tadeo Escalante y hasta posiblemente de el gran pintor español Murillo.

En el arco que conduce al baptisterio se halla una inscripción que llama la atención: “Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén” y que se lee en latín, español, quechua, aimara y puquina, según testimonio esta última lengua también se hablaba en esa región.

Pero lo más llamativo de la iglesia Andahuaylillas son los murales, siendo el par más famoso los que se encuentran en la cara interior de la pared de la entrada. Estos muestran las dos vías de la existencia: hacia la izquierda, el camino fácil que conduce al infierno; y hacia la derecha, es el camino difícil, el cual lleva al paraíso.

El propósito original de esta iglesia fue evangelizar a la población indígena que encontraron los españoles en este cálido valle y que después en el gobierno del virrey Francisco Toledo, reunieron comunidades llamadas reducciones, por ello los murales que se aprecian en sus paredes contienen tales imágenes.

En el altar mayor también se aprecia un ardiente sol, muy importante en la iconografía Inca, acompañado por la representación del Cordero de Dios, símbolo de la Cristiandad.

Cómo llegar:


Ver mapa más grande

La iglesia de Andahuaylillas en el siguiente vídeo:

(Fuente: wikipedia, peru.com, rumbosdelperu.com; Vídeo: Youtube- militoy2j)