¿Cómo clasificar los alimentos en el refrigerador?

Cómo clasificar los alimentos en el refrigerador
Cómo clasificar los alimentos en el refrigerador

¿Te has preguntado si tu refrigerador está correctamente ordenado? Y es que muchas veces por la prisa que llevamos en el día a día, colocamos los productos en el espacio vacío que encontremos. Y eso no puede ocurrir pues, muchas veces no es conveniente mezclar ciertos alimentos con otros, como la carne cruda con los alimentos del desayuno, por ejemplo.

Además, guardar los alimentos a la ligera, hará que tardes más en encontrarlo la próxima que lo necesites, esto implica que tengas la puerta más tiempo abierta y con ello consumes más electricidad. Por lo tanto, cuanto más ordenado, es mejor!

Entonces, nos “ponemos manos a la obra” y colocaremos todo en su sitio, tal como corresponde. Debes saber que cada compartimento de este artefacto tiene su función, con temperaturas diferentes para la conservación de los diversos tipos de alimento.

Algunos refrigeradores tienen esta opción de indicarte la temperatura de cada uno de ellos. Sin embargo, si no lo tienes, puedes poner un termómetro en un vaso con agua y colocarlo en cada compartimento un par de horas. 

De esta manera podrás saber cuáles son las zonas más frías, las de nivel intermedio y las más frías. Y así dependiendo la temperatura de cada área, tendrás que disponer un producto u otro que corresponda y según sea el caso. 

Cómo guardar los alimentos

En la parte superior puedes colocar los lácteos, yogures, embutidos y restos de comida. Mientras que en la puerta, puedes guardar los huevos, mermelada, salsas, bebidas, etc. Son las zonas menos frías.

Más abajo podrás guardar los productos frescos como la carne y el pescado, y es recomendable hacerlo de manera individual y que esté tapado en un táper, en un plato o en su propio envase.

En la zona del cajón más abajo, es el área de control de humedad, perfecto para guardar frutas (manzanas, moras, arándanos, uvas, higos, fresas, cerezas, fruta cortada, frambuesa, albaricoque, higos) y verduras (alcachofas, espárragos, verdura de hoja como espinaca, champiñones, guisantes, rábanos, maíz, apio, etc).

Mientras que en el congelador van los alimentos muy bien envueltos, dentro de un táper o en una bolsa con cierre hermético, donde tienes que indicar el contenido y la fecha de congelación.

Te recomendamos no sobrecargar el refrigerador, ya que de esta manera estarás dejando que el aire circule correctamente por la nevera para mejorar la distribución del frío.

La temperatura recomendada para el refrigerador es de 5° y para el congelador es de -18°. Los alimentos no deben tocar las paredes de la refrigeradora.

Si tu refrigeradora es No Frost, es ideal que lo descongeles una vez al año. Aprovecha en darle una limpieza con agua y jabón, y hasta un poco de lejía, lo cual se debe de hacer al menos cada 2 o 3 meses.

Más tips para un refrigerador ordenado

Algunos otros tips conoceremos a través de siguiente vídeo del canal de youtube decoraciontv, para que tu refrigerador tenga el mejor orden y distribución de los productos.

¿Y qué te pareció este post? ¿te ayudó para organizar tu regrigerador? Seguramente que será mucho más agradable encontrar todo en orden y más rápido lo que necesitas. Además, los alimentos al estar en una temperatura adecuada, dependiendo en dónde lo ubiques, se conservarán mejor. Coméntanos en el recuadro de más abajo. Y compártenos en tus redes sociales. Gracias por visitarnos.

Deja una respuesta